Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Indígenas de Amazonía logran amparo ante minera

Quito, 26 oct (EFE).- La Defensoría del Pueblo de Ecuador (DPE) informó hoy que se han dictado medidas de protección en favor de una comunidad indígena asentada en la Amazonía, ante un contencioso territorial que la enfrenta con una compañía interesada en la explotación minera.


Publicidad

El titular encargado de la DPE, Patricio Benalcázar, dijo a Efe que las medidas cautelares fueron emitidas por un tribunal de garantías penales en la provincia amazónica de Napo, a pedido de su institución.

Comentó que la comunidad afectada se llama Tzawata-Ila-Chucapi, una etnia quichua ancestral que habita una zona de Napo y cuyo territorio había sido, desde hace varias décadas, vendido y comprado por algunos propietarios, sin tomar en consideración el asentamiento indígena.

El actual propietario registrado es la compañía Merendom o Terra Earth Resources S.A., que ha iniciado acciones para vender en lotes el territorio, con la aparente intención de formar una cooperativa que se dedicaría a la minería fluvial.

De su lado, el grupo étnico reclama la propiedad ancestral de esa zona de 627 hectáreas de extensión.

En la comunidad indígena habitan 56 familias que se dedican a la agricultura, la caza y la pesca.

Benalcázar señaló que la Defensoría del Pueblo decidió solicitar las medidas cautelares en favor del grupo indígena por considerar que son los legítimos propietarios del territorio.

Además, indicó que la subsecretaría de Tierras del Ministerio de Agricultura es la que debe resolver el caso en un plazo de 180 días y remarcó que las medidas cautelares apuntan a que se impida la venta del predio hasta que concluya el proceso.

Recordó que en el pasado ya se han dado choques entre las partes, cuando se ha intentado desalojar, con apoyo de la fuerza pública, a los indígenas.

Las medidas cautelares apuntan a que no se produzca “un conflicto mayor”, añadió Benalcázar tras insistir en que es el Ministerio de Agricultura el que debe dirimir sobre la propiedad del predio.

No obstante, indicó que la comunidad Tzawata-Ila-Chucapi está dispuesta a acudir a instancias internacionales para defender su territorio. EFE