Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cuatro altos cargos de la petrolera china CNPC, cesados por corrupción

Pekín, 29 ago (EFE).- La Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), la mayor compañía petrolera del país, anunció hoy la destitución de cuatro de sus altos cargos después de que las autoridades chinas iniciaran una investigación por posibles prácticas corruptas.


Publicidad

Los cuatro ejecutivos son uno de los vicepresidentes, Wang Yongchun, otro vicepresidente de la compañía y secretario de su Consejo de Administración, Li Hualin, el vicepresidente de PetroChina y director general de la compañía Changqing -que gestiona el segundo pozo petrolífero más grande del país-, Ran Xinquan, y el geólogo gerente de PetroChina, Wang Daofu.

El comité del Partido Comunista de China en CNPC explicó también que los cuatro acusados han sido expulsados de los cargos que tenían en el Partido y de los puestos administrativos en la organización, mientras que sus títulos en las filiales de la firma serán eliminados paulatinamente según los “procedimientos”.

La compañía, matriz de PetroChina, ha nombrado a Liu Hongbin, Wen Qingshan, Zhao Zhao y Wenzhi Zhengzhang como sustitutos de los cuatro investigados.

Aunque las autoridades chinas han acusado a los cuatro ex altos cargos de “violaciones graves de disciplina”, por el momento no han trascendido más detalles sobre la investigación.

CNPC, junto a las también estatales CNOOC y Sinopec, monopolizan el mercado chino y cuentan con unos treinta proyectos de exploración y producción en otros países, entre ellos Perú, Venezuela, y Ecuador, entre ellos la construcción de la refinería del Pacífico, en Manabí.

La investigación contra los altos cargos de la petrolera se une a la larga lista de funcionarios que han sido destituidos e investigados por motivos de corrupción después de que el presidente chino, Xi Jinping, lanzara una campaña contra estas prácticas para castigar tanto a los funcionarios de menor categoría como a los cargos más altos.

Ésta, sin embargo, es la primera oleada que afecta a altos directivos de una compañía estatal desde que Xi llegó al poder, ya que hasta ahora los investigados -y posteriormente cesados- han sido aquellos miembros del Partido Comunista de China (PCCh) con cargos políticos de más o menos relevancia.

En 2009, el ex presidente de la petrolera estatal china Sinopec, Chen Tonghai, fue condenado a pena de muerte suspendida -en la práctica cadena perpetua- por corrupción y aceptación de sobornos. EFE