Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corte Suprema de EEUU falla en favor de tenedores de bonos argentinos

WASHINGTON (AP) — La Corte Suprema de Estados Unidos asestó el lunes un golpe doble a Argentina en su larga batalla con los acreedores privados que poseen bonos en cese de pagos, pese al argumento del país sudamericano de que su economía podría verse amenazada si tiene que pagar esa deuda.


Publicidad

Los jueces rechazaron sin comentarios la apelación de Argentina de fallos que habían ordenado pagar más de 1.300 millones de dólares a fondos de inversiones de alto riesgo que son tenedores bonos argentinos.

Seguidamente, en una votación de 7-1, el máximo tribunal dijo que los acreedores podían usar las cortes estadounidenses para forzar a Argentina a revelar dónde tiene bienes en el mundo para eventualmente embargarlos bienes y asegurarse el cobro.

La disputa se origina en la deuda que Argentina dejó sin pagar al estallar la crisis económica en 2001. Fondos de inversión encabezados por NML Capital Ltd., del multimillonario Paul Singer, compraron deuda en default y se negaron luego a aceptar bonos de menor valor en dos reestructuraciones de deuda que hizo el país sudamericano en 2005 y 2010. Los tenedores de alrededor de 93% de los títulos impagos accedieron a esos canjes.

Los inversionistas ganaron un fallo sin precedentes que bloquearía los pagos de Argentina a muchos otros tenedores de bonos hasta que el país cancele en efectivo la deuda a los demandantes. El próximo pago de 907 millones de dólares para tenedores de deuda reestructurada será el 30 de junio, dijo Daniel Kerner, experto en Latinoamérica para la firma consultora Eurasia Group.

Argentina le había pedido a la Corte Suprema que interviniese alegando que obligar al país a pagar todo lo adeudado en efectivo podría desestabilizar la economía global, al hacer otras reestructuraciones voluntarias de deuda más difíciles. Pero el máximo tribunal se negó el lunes a involucrarse en el caso.

La presidenta Cristina Fernández no se ha pronunciado hasta ahora sobre la decisión del máximo tribunal estadounidense pero tiene previsto dirigirse al país en un mensaje televisado a las 00.00 GMT.

Desde el oficialismo se oyeron algunas críticas. El titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social, Diego Bossio, calificó de “irresponsable” a la Corte en declaraciones a radio La Red y destacó la necesidad de “llevar tranquilidad” porque “el país siempre ha pagado en tiempo y forma sus compromisos”.

Es “una vergüenza el tema de los buitres y el manejo que están haciendo del lobby judicial y del lobby financiero en Estados Unidos” ya que, según argumentó el funcionario, quieren lograr “ganancias extraordinarias sobre la base de las dificultades de los pueblos”.

El fondo NML indicó en un comunicado que “la Corte Suprema ha hablado. Ahora es momento de que Argentina honre sus compromisos con sus acreedores, lo que va a beneficiar tanto la economía argentina como su posición internacional”.

En reacción al fallo, a las 1720 GMT el índice Merval de las empresas líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires caía 6,89%.

Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, dijo a The Associated Press en Buenos Aires que hay “que enfrentar el fallo”. “Queda negociar la forma de pago. El país tiene reservas suficientes y si muestra voluntad para pagar va a obtener financiamiento”, señaló.

Castiñeira dijo que “lamentablemente la justicia de Estados Unidos no comparte el esfuerzo realizado por Argentina para su desendeudamiento en los últimos años pero el país no puede echar por la borda todo el esfuerzo que hizo para salir del default” de unos 100.000 millones de dólares que declaró en diciembre de 2001.

Economistas explicaron que la decisión de la Corte estadounidense no implica necesariamente un nuevo cese de pagos.

Lo que queda de la deuda original más los intereses “son unos 16.000 millones de dólares. Son tres puntos del Producto Interno Bruto… otros países necesitan mucho más para pagar su deuda”, señaló Castiñeira.

Para ese y otros economistas, el gobierno podría solicitar al juez de Nueva York Thomas Griesa, quien falló en primera instancia contra Argentina, “una instancia de negociación, pero sólo para evaluar la metodología de pago de la sentencia… bancos de inversión americanos ya ofrecieron comprar deuda argentina por cerca de 5.000 millones de dólares de darse este escenario”.

En tanto, Kerner señaló que “Fernández está centrada en alcanzar el fin de su mandato (en diciembre de 2015) sin una crisis económica“. Agregó que “el gobierno buscará una solución negociada con los bonistas aunque explorará opciones que le permitan crear la sensación de que no está cediendo”.

Otros economistas afirmaron que si se abre una negociación, los llamados fondos buitres se sentarán “con mucho poder” en la mesa. Advirtieron que el nivel de las reservas del país se ha debilitado hasta llegar a unos 28.800 millones de dólares.

El líder de un grupo civil anti-pobreza criticó la decisión del tribunal.

“Estoy anonadado por la decisión. Para países fuertemente endeudados tratando de ayudar a personas extremamente pobres, es un golpe devastador. Estos fondos de inversiones están equipados con un instrumento que obliga a someterse a economías agobiadas”, dijo Eric LeCompte, director ejecutivo de Jubilee USA Network.

La decisión de la Corte abre la posibilidad a que otros grupos de acreedores que no entraron en las dos reestructuraciones pero tampoco litigaron y que representan entre 7.000 y 9.000 millones de dólares acudan a los tribunales en contra de Argentina, dijeron analistas.

Fernández advirtió la víspera que, con sus demandas, los litigantes “ponen en juego al sistema financiero y económico internacional”. Recordó que su país realizó un primer canje de deuda “en el que acordamos con el 76% de los acreedores” y que en un segundo “cerramos con el 93%”. Del 7% de deuda que quedó impaga apenas un 1% corresponde a “los fondos buitre“, detalló la presidenta.

Argentina ha implementado una política de desendeudamiento en los últimos 11 años durante los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y de su viuda y sucesora, que se tradujeron en el pago de una deuda al Fondo Monetario Internacional, a empresas que litigaron contra Argentina en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones y a la petrolera española Repsol por la expropiación de YPF en 2010.

Además, Argentina acordó recientemente con el Club de París saldar una deuda de unos 9.700 millones de dólares que comenzará a efectivizarse desde julio.

_____

Por MARK SHERMAN, Associated Press. La periodista de Associated Press Almudena Calatrava contribuyó desde Buenos Aires.