Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Países emergentes crean su banco y fondo de reservas

Esta fotografía muestra a los líderes de las naciones del grupo BRICS. De izquierda a derecha, Vladimir Putin, presidente de Rusia; Narendra Modi, primer ministro de India; Dilma Rousseff, presidenta de Brasil; Xi Jinping, presidente de China, y Jacob Zuma, presidente de Sudáfrica, mientras posan para una foto durante la reunión cumbre del BRICS en Fortaleza, Brasil, el martes 15 de julio del 2014. (Foto AP/Silvia Izquierdo)

Los países que integran el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) iniciarán un nuevo ciclo de su historia con la creación de un banco de fomento propio y de un fondo de reservas. Su sede estará en Shanghai. Su primer presidente será indio, su primer director general, brasileño y su primer gobernador, ruso.


Publicidad

El por ahora llamado Banco de Desarrollo de los BRICS, un banco de fomento para financiar proyectos de infraestructura en países en desarrollo, y el Acuerdo de Reservas de Contingencia (CRA, por su sigla en inglés), una especie de fondo de estabilización económica para ayudar a países con crisis financieras, han sido formalizados el martes durante la VI Cumbre de los líderes del grupo en Fortaleza.

Los dos mecanismos han sido el principal resultado del encuentro que tendrán los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff; China, Xi Jinping; Rusia, Vladímir Putin, y Sudáfrica, Jacob Zuma, y el primer ministro de India, Nerenda Modri.

El banco de fomento tendrá inicialmente un capital de 50.000 millones de dólares, de los que cada país aportará 10.000 millones de dólares, y estará destinado a la financiación de proyectos de infraestructura y para el desarrollo de los BRICS, así como de otros países en desarrollo, explicó el vicecanciller brasileño Graça Lima.

El fondo de reservas, que podrá ser utilizado por los miembros del BRICS frente a “contingencias financieras”, estará dotado con 100.000 millones de dólares, de los que China aportará 41.000 millones de dólares; Rusia, Brasil e India 18.000 millones cada uno y Sudáfrica los 5.000 millones restantes.

Dilma Rousseff, al término de la firma del contrato, aseguró que la creación de este banco no se hace en contra del FMI. “Se hace a favor de nosotros mismos”, añadió. “El mundo se ha convertido en algo bilateral y las instituciones que lo representan deben de ser así”.

Tras la reunión en Fortaleza, los líderes de los BRICS se trasladarán el martes a Brasilia para reunirse con los presidentes de los países de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), a quienes expondrán las ventajas del nuevo banco de fomento.

También en Brasilia, y un día después del encuentro BRICS-Unasur, se celebrará una reunión de jefes de Estado y de Gobierno de China, Brasil y el Cuarteto de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC), que integran Costa Rica, Cuba, Ecuador y un miembro de la Comunidad del Caribe.