Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gran interés de los agricultores de EEUU por comercio con Cuba

En esta imagen de archivo tomada el 16 de agosto de 2012, una cosechadora recoge arroz en un campo cerca de Tucker, en Arkansas.(Foto AP/Danny Johnston)

MINNEAPOLIS, Minnesota, EE.UU. (AP) — Los agricultores de EEUU tienen gran interés en un comercio más libre con Cuba. De trigo al arroz o a los frijoles, la industria se presenta como uno de los mayores beneficiarios del plan del presidente Barack Obama para aliviar las restricciones económicas y de viaje impuestas contra el gobierno comunista de la isla.


Publicidad

Las exportaciones agrícolas han sido una de las pocas excepciones al embargo estadounidense en vigor desde hace medio siglo, aunque han estado sometidas a normas engorrosas – como pagos en efectivo por adelantado antes de enviar los productos, y que los pagos se gestionen a través de bancos de otros países que cobran elevadas tarifas por sus servicios.

Como consecuencia, los países de América Latina y Asia con menos restricciones y una financiación más fácil han ganado cuota de mercado en los últimos años.

La eliminación de estas barreras comerciales hará que los productos agrícolas estadounidenses sean “mucho más competitivos en precio” en Cuba, dijo el miércoles el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, luego de que el gobierno de Obama anunciase sus planes para restaurar las relaciones diplomáticas y tratar de persuadir al Congreso para levantar el embargo.

Los principales grupos agrícolas de Estados Unidos, incluyendo la American Farm Bureau Federation y la Unión Nacional de Agricultores, así como los negocios del sector líderes como Cargill Inc., han defendido durante mucho tiempo unas relaciones comerciales normalizadas con Cuba, un mercado de 11 millones de consumidores a unos 145 kilómetros (90 millas) de las costas estadounidenses.

Las ventas de productos agrícolas estadounidenses a Cuba alcanzaron un máximo de más de 710 millones dólares en 2008, antes de la recesión, pero cayeron a 350 millones de dólares en 2013, según el Consejo Económico y Comercial EE.UU.-Cuba. Pollo congelado, soja y productos derivados de ella y maíz son los principales productos que Cuba compra ahora en el país.

Es difícil cuantificar cuánto podrían suponer estos cambios para el comercio agrícola entre ambas naciones, dijo C. Parr Rosson III, jefe del departamento de economía agrícola en la Universidad Texas A & M. Pero predijo que podría aumentar a 400 o 450 millones de dólares en un par de años.

“Eso es sólo una estimación rápida por mi parte (…) pero el mercado puede hacer esos cambios con mucha facilidad”, dijo.

Cuba sigue siendo un país pobre y relativamente pequeño, dijo Rosson. Su economía cambia en función de las remesas que envían al país los cubanos que viven en el extranjero, del turismo y de las exportaciones de níquel, dijo. Pero la apertura en las normas que rigen esos envíos y el turismo deberían proporcionar un impulso a corto plazo en la demanda, añadió, y con el tiempo unas normas bancarias más fáciles podrían marcar también la diferencia. El impulso sería aún mayor si el Congreso llegase a levantar el embargo, apuntó.

Los productores de trigo en el Medio Oeste esperan nuevas oportunidades de exportación dado que Cuba compra ahora casi todo su trigo a Canadá y Europa. Cuba no compra trigo estadunidense desde 2011, pero podría importar al menos 500.000 toneladas métricas anualmente, según la Asociación Nacional de Productores de Trigo.

“Si Cuba reanuda la compra de trigo de Estados Unidos, creemos que nuestra participación en el mercado no podría crecer desde su actual nivel de cero a alrededor del 80 o 90%, como en otras naciones del Caribe”, dijo en un comunicado Alan Tracy, presidente de US Wheat Associates.

Frijoles secos, guisantes secos, lentejas y patatas son también parte importante de la dieta de los cubanos. Esto crea más oportunidades para agricultores de estados más fríos como Dakota del Norte, a pesar de que tendrán que competir con los frijoles chinos, que son más baratos, dijo Bill Thoreson, presidente del Dry Bean Council.

“Si tenemos relaciones comerciales normalizadas con ellos y somos capaces de eliminar algunas de las regulaciones bancarias, creo que hay verdadero potencial para hacer negocios con Cuba”, dijo Thoreson.

Los productores de arroz en estados sureños y en California esperan reanudar las exportaciones primera vez desde 2008, según la Federación de EE.UU.

“Es un enorme mercado de arroz”, dijo Dwight Roberts, director ejecutivo de la Asociación de Productores de Arroz de Estados Unidos. Añadió que cree que las importaciones de este producto podrían alcanzar algún día los niveles registrados antes de la revolución.

___

Por STEVE KARNOWSKI, Associated Press. El periodista de la Associated Press Blake Nicholson en Bismarck, Dakota del Norte, contribuyó a este despacho.