Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezolanos, a la expectativa por medidas económicas

Un cliente empuja la caja que contiene una lavadora recién comprada en Caracas, Venezuela, el jueves 8 de enero de 2015. El retraso del gobierno venezolano en la toma de medidas para hacer frente a la severa crisis económica que afronta el país hace que aumente la incertidumbre y el pesimismo entre la gente, que ya se prepara para los peores escenarios.(AP Foto/Fernando Llano)

Venezuela (AP) — El retraso del gobierno venezolano en la toma de medidas para hacer frente a la severa crisis económica que afronta el país hace aumentar la incertidumbre y el pesimismo entre la gente, que ya se prepara para los peores escenarios.


Publicidad

El país espera del retorno del presidente Nicolás Maduro de su gira internacional para conocer las nuevas medidas, especialmente en materia cambiaria, que el mandatario ofreció para inicios de año y de las cuales no se conocen mayores detalles.

Maduro anunció esta semana desde Beijing que su gobierno había concretado con las autoridades chinas acuerdos en diferentes áreas por más de 20.000 millones de dólares, pero no dio precisiones.

Ante los problemas financieros que enfrenta Venezuela, que se han agudizado por la fuerte caída de los precios del petróleo que es la principal fuente de ingresos del país, se espera que los recursos que obtenga Maduro en el exterior puedan aliviar en algo la situación, pero analistas dudan que esos financiamientos ayuden en el corto plazo a superar la crisis y activar el aparato productivo que cerró el tercer trimestre de 2014 con una caída de 2,3%.

Clientes hacen fila afuera de un negocio de electrodomésticos para comprar mercadería con precios regulados en Caracas, Venezuela, el jueves  8 de enero de 2015.  El retraso del gobierno venezolano en la toma de medidas para hacer frente a la severa crisis económica que afronta el país hace que aumente la incertidumbre y el pesimismo entre la gente, que ya se prepara para los peores escenarios.(AP foto/Fernando Llano)

Clientes hacen fila afuera de un negocio de electrodomésticos para comprar mercadería con precios regulados en Caracas, Venezuela, el jueves 8 de enero de 2015. El retraso del gobierno venezolano en la toma de medidas para hacer frente a la severa crisis económica que afronta el país hace que aumente la incertidumbre y el pesimismo entre la gente, que ya se prepara para los peores escenarios.(AP foto/Fernando Llano)

El atraso en la definición de medidas claves como un posible ajuste del control de cambio ha llevado a numerosos empresarios a postergar la reactivación de sus industrias tras las festividades de fin de año, situación que amenaza con complicar los problemas de abastecimiento que se han visto recrudecidos en los últimos días.

El vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Carlos Osorio, negó el viernes que exista una severa escasez de algunos alimentos y bienes básicos, y atribuyó las informaciones que han surgido en los últimos días sobre el tema a una “campaña de manipulación” que busca generar “zozobra, inquietud e intranquilidad”.

“Hay algunas deficiencias en algunos productos, pero se están tomando medidas para atender la situación”, indicó Osorio en un breve discurso que ofreció desde el palacio de gobierno.

Agregó que las autoridades acordaron, tras una reunión con empresarios, iniciar una serie de supervisiones a las empresas de alimentos y otros productos para verificar los inventarios.

Osorio anunció la intervención de la planta local de distribución de leche pulverizada Zuli Milk luego de la detección de algunas irregularidades relacionadas con el almacenamiento del producto y el precio de venta al consumidor.

A las afueras de algunos comercios y supermercados de la capital, resguardados por guardias nacionales y policías, se observaron el viernes largas filas de compradores que esperaban ingresar a los establecimientos para adquirir algunos productos básicos como azúcar, pollo, carne y detergentes.

Mientras crece la incertidumbre, los venezolanos de a pie están aprovechando para adquirir los escasos electrodomésticos y otros productos para protegerse de una eventual devaluación y una desbocada inflación que alcanzó en noviembre una variación anual de 63,6%, la mayor tasa de la región.

“Hice una inversión, una buena compra”, confesó emocionado Moisés Ramírez, un vendedor productos dietéticos de 28 años, mientras apretaba con sus manos la caja de una lavadora de factura china que logró comprar por 5.300 bolívares (unos 800 dólares) luego de hacer una fila de más de tres horas desde la madrugada en un comercio del centro de la capital.

Clientes forman fila en un supermercado en el centro de Caracas, Venezuela, el jueves 8 de enero de 2015. Tras los festejos del Año Nuevo los venezolanos volvieron una vez más a la cruda realidad de verse forzados a permanecer horas de filas para entrar a automercados en muchos casos en un frustrado intento de comprar los escasos productos básicos de consumo masivo. (AP Photo/Fernando Llano)

Clientes forman fila en un supermercado en el centro de Caracas, Venezuela, el jueves 8 de enero de 2015. Tras los festejos del Año Nuevo los venezolanos volvieron una vez más a la cruda realidad de verse forzados a permanecer horas de filas para entrar a automercados en muchos casos en un frustrado intento de comprar los escasos productos básicos de consumo masivo. (AP Photo/Fernando Llano)

Ramírez admitió sentirse muy preocupado por el posible ajuste cambiario que realizará el gobierno y el avance de la inflación y dijo que a pesar de tener una lavadora en su casa decidió compra otra porque “me estoy protegiendo… lo hago porque los reales en el banco no valen ni medio”.

De acuerdo con un estudio del mes pasado de la encuestadora local Datanalisis, una de las principales del país, 86% de la población evalúa negativamente la situación económica de Venezuela.

La popularidad de Maduro se ubicó en diciembre en 22,6%, lo que representa menos de la mitad del respaldo que tenía en abril de 2013 cuando asumió el gobierno, reveló el sondeo de esa encuestadora que tiene un margen de error de 2,7% y que se hizo a nivel nacional entre 1.300 personas.

Luis Vicente León, directivo de Datanalisis, dijo a The Associated Press en entrevista telefónica que la inacción del gobierno y la desconfianza que hay en torno a la gestión de Maduro están complicando la situación. “Cuando no confías en que se está haciendo algo que te va a llevar a una solución ese es el peor de todos los escenarios”, agregó.