Ecuador. Martes 23 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia demandará a Ucrania en 10 días si no paga los 3.000 millones de dólares

Rusia anunció hoy que demandará a Ucrania ante los tribunales internacionales dentro de diez días si no paga la deuda de 3.000 millones de dólares por un crédito concedido en 2013.

“Nuestros colegas ucranianos no tienen ninguna oportunidad de ganar un hipotético proceso judicial”, declaró Serguéi Storchak, viceministro de Finanzas ruso, a la televisión pública.

Storchak recordó que el plazo de devolución del crédito expira el 20 de diciembre y que, según los documentos que acompañaban dicho contrato, en caso de impago el acreedor debe recurrir a los tribunales diez días después.

No obstante, reconoció que el proceso de recuperación de ese dinero será largo y difícil, ya que los activos soberanos del país deudor, en este caso Ucrania, tienen inmunidad.

Storchak recordó que el presidente ruso, Vladímir Putin, hizo una propuesta de reestructuración muy cercana a la realizada por los acreedores privados, a razón de 1.000 millones de dólares anuales entre 2016 y 2018, que Kiev rechazó.

Como hiciera antes el Kremlin, el viceministro destacó que la decisión de Ucrania de negarse a saldar dicha deuda a no ser que Rusia acepte su reestructuración supone el reconocimiento de que el país se ha declarado en suspensión de pagos.

Además, adelantó que Moscú decidirá si solicita al Fondo Monetario Internacional (FMI) que suspenda el programa de asistencia financiera a Ucrania tras consultas con el consejo director de dicho organismo.

El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, anunció hoy que suspende el pago de la deuda rusa “hasta el momento en que se acepte nuestra propuesta de reestructuración o se dicte un fallo judicial”.

Yatseniuk subrayó que Ucrania “está dispuesta a enfrentarse a Rusia en los tribunales” y recordó que el país ya ha reestructurado su deuda con “los acreedores decentes”.

Además de esa deuda, más los 75 millones de dólares de intereses, Kiev también se niega a pagar los 507 millones de otro crédito concedido por Moscú a dos compañías ucranianas: Yuzhnoe y Ukravtodor.

Rusia recuerda que el FMI declaró “soberana” la deuda contraída por Ucrania y que no se puede reestructurar como en el caso de las compañías privadas.

El ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, explicó esta semana que Moscú estaba dispuesta a arreglar este asunto de manera amistosa, pero que ya “es imposible técnicamente” debido a la falta de tiempo.

Rusia concedió el crédito a Ucrania en diciembre de 2013 después de que Kiev renunciara a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, lo que provocó una ola de protestas que desembocaron en el derrocamiento del entonces presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, aliado de Moscú. EFE [I]