Ecuador. Viernes 30 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La nueva Argentina de Macri quiere ser un imán que atraiga inversiones

El presidente de Argentina, Mauricio Macri (d) recibe a el presidente de Estados Unidos, Barack Obama hoy, miércoles 23 de marzo de 2016, en la Casa Rosada en Buenos Aires (Argentina). EFE/MARTÍN ZABALA/POOL

La nueva Argentina que desde el 10 de diciembre lidera Mauricio Macri quiere convertirse en un potente imán que atraiga negocios e inversiones extranjeras, y para ello no regatea medios ni esfuerzos para organizar un foro sin precedentes en Latinoamérica.

Publicidad

Más de 1.500 líderes del mundo de la empresa y representantes de gobiernos e instituciones económicas se darán cita, del 12 al 15 de septiembre, en un escenario único y majestuoso, el Centro Cultural Kirchner, de 15.000 metros cuadrados que le sitúan como el más grande de América Latina y el cuarto del mundo.

Todos ellos recibirán del gobierno Macri el mensaje de que Argentina no solo es un país del que pueden fiarse sino un estado moderno que les va a proporcionar las mejores herramientas para poner en marcha emprendimientos y efectuar inversiones, con materias primas de calidad y profesionales cualificados con talento y creatividad.

El objetivo es claro: recibir una inversión extranjera anual sostenida de al menos 25.000 millones de dólares, libre y sin los corsés de la etapa anterior del país, en la que la mayor parte de los 7.000 millones anuales de inversión eran fruto de reinversiones impuestas por el cepo cambiario.

Para ello, el gobierno en pleno interactuará personalmente con los asistentes al foro para explicarles como su ambicioso programa de reforma económica cerrará las brechas de financiación para apoyar el crecimiento sostenible e integrador y situará a la Argentina como un destino atractivo en el mapa mundial de inversiones.

No sólo se ofrece a los inversores extranjeros, entre otras ventajas, la eliminación de las restricciones de capital sino la posibilidad de repatriar beneficios y los máximos esfuerzos para controlar la inflación, una vez que a primeros de año se llegó a un acuerdo sobre el pago de la deuda argentina con los fondos buitre y se recuperó el acceso a los mercados globales de capital.

Por activa y por pasiva, los gurús de la política económica de la Nación, capitaneados por el ministro de Finanzas, Alfonso Prat-Gay, no se cansan de decir que ya hay signos de recuperación económica y del regreso al crecimiento sostenible y que las perspectivas de mejoría proporcionan oportunidades únicas de inversión.

Asimismo, recuerdan en sus llamados que Argentina es la tercera economía mayor de Latinoamérica, con un producto interior bruto (PIB) de 500.000 millones de dólares, después de Brasil y México, y que tiene el segundo PIB per cápita -en términos de paridad del poder adquisitivo (PPA)- después de Chile, con 22.600 dólares, además de ser el octavo país más extenso el mundo, con el 53 % de tierras cultivables, y el cuarto de la región en tamaño poblacional, con 43 millones de habitantes.

Sus buenas condiciones para las energías renovables solar y eólica, sus yacimientos de petróleo y gas y sus reservas minerales de oro, plata, cobre, litio y potasio son otros de los atractivos esgrimidos por los nuevos dirigentes argentinos para llamar la atención de los inversores internacionales, junto con su potente clase media y el alto índice de desarrollo humano.

Concebido como una auténtica feria de negocios, en la que muchas sesiones serán privadas, el foro pondrá sobre la mesa proyectos de inversión en energías renovables, gas y petróleo; producción agraria y agroalimentación; productos y servicios industriales; minería, transporte y logística; obras públicas e infraestructura; tecnología y telecomunicaciones, servicios financieros, turismo, farmacia, construcción e inmobiliaria y biotecnología, entre otros.

Entre los cincuenta principales oradores cuya presencia está confirmada figuran el presidente ejecutivo de Grupo BP, Bob Dudley (UK); el presidente del Export-Import Bank, Fred P. Hochberg (EE.UU.); el presidente y CEO de Siemens, Joe Kaeser (Alemania); el presidente y CEO de The Coca-Cola Company, Muhtar Kent (EE.UU.), y el presidente y CEO de The Dow Chemical Company, Andrew N. Liveris (EE.UU.).

Tras una solemne recepción de participantes en el Teatro Colón, al caer la tarde del 12 de septiembre,las sesiones de trabajo se iniciarán el día 13 en el CCK con unas palabras del presidente Mauricio Macri sobre su visión del país, a las que seguirán sesiones de trabajo sobre la perspectiva de invertir el la Argentina y el nuevo clima de inversión.

Las intervenciones continuarán el 14 de septiembre con un apretado programa en el que se incluyen varias conversaciones con líderes empresariales visionarios y la lectura de conclusiones del foro, antes de la clausura, también a cargo de Macri.

El 15 de septiembre, denominado Día de la Innovación, será dedicado al estudio de esta faceta determinante para el desarrollo empresarial, con la exposición de casos como el de Silicon Valley (San Francisco, EE.UU.), ejemplo de región que ha transformado el mundo a través de la tecnología, y de otros países que están creando las condiciones adecuadas para la innovación y el espíritu empresarial de los que se quiere dotar la nueva Argentina. EFE (I)

Publicidad