Ecuador. jueves 21 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno de Trípoli ordena combatir el contrabando de petróleo en el oeste

El gobierno de unidad libio sostenido por la ONU ordenó hoy a la Marina y a la Guardia Costera que intercepten cualquier buque que trate de acercarse a las costa oeste libia para cargar petróleo.


Publicidad

En un comunicado, el citado Ejecutivo -que carece de legitimidad- asegura que la medida trata de evitar “el contrabando de petróleo que se produce en esa zona”, en especial a través del los puertos de Zawiya y Zuara.

La orden llega escasos días después de que ese gobierno, formado en abril y salido de un acuerdo de reconciliación impuesto por la ONU en diciembre de 2015, acusara a una milicia de Zawiya de robar petróleo del puerto.

“El gobierno se verá obligado a ejercer medidas de fuerza mayor en esos puertos para evitar el contrabando de petróleo y de sus derivados”, insistió sin aclarar cuales serían las citadas medidas a adoptar.

Víctima del caos y la guerra civil desde que en 2011 cayera la dictadura de Muamar al Gadafi, Libia tiene hoy dos gobiernos, ninguno de los cuales tiene plena legitimidad aunque ambos la reclamen.

El que está en Tobruk, apoyado por Rusia y Egipto, salió de los comicios de 2014, fue entonces reconocido por la comunidad internacional y aún hoy es el que ostenta la representatividad del país ante distintas instituciones, aunque su mandato expiró hace año y medio.

El de Trípoli se formó en abril tras el acuerdo de paz impuesto por la ONU y seis meses después no solo no ha logrado la legitimidad que le debe dar el Parlamento, ni siquiera controla la capital.

Este último ha recibido el apoyo, sin embargo, de la mayoría de las naciones europeas, en particular de Italia, uno de los países más implicados en el conflicto libio.

La producción de petróleo y gas de Libia se redujo a una cuarta parte tras el alzamiento contra Al Gadafi pero seis años después vuelve a crecer gracias a que las compañías que hicieron negocios con el dictador han comenzado a retomar sus proyectos.

Solo en los últimos tres meses, la producción de petróleo libia se ha duplicado. EFE (I)