Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Erdogan amenaza a petroleras que exploten crudo y gas en Chipre

En esta imagen tomada de un video proporcionado por la agencia Anadolu, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habla con los medios el sábado 16 de julio de 2016 en Estambul. (Anadolu Agency via AP)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha amenazado hoy a las empresas energéticas con “perder” la amistad con Turquía si cierran acuerdos con el Gobierno de Chipre para explotar el petróleo y el gas en la isla y sus aguas, mientras no se resuelva el conflicto que la divide.


Publicidad

“El conflicto de Chipre sigue sin resolverse. La semana pasada se perdió una oportunidad, debido a la actitud negativa de los grecochipriotas”, dijo Erdogan en el XXII Congreso Mundial de Petróleo que se celebra en Estambul hasta el próximo jueves.

“No se puede entender que haya empresas negociando con ellos (el Gobierno de Chipre). Los recursos pertenecen a toda la isla. Advertimos a las empresas de que no den pasos unilaterales; de lo contrario se arriesgan a perder un amigo”, advirtió.

El mandatario aludió así al fracaso, el pasado viernes, de las negociaciones para la reunificación de Chipre en Crans-Montana (Suiza) entre greco y turcochipriotas, y a las tensiones en la disputa sobre la explotación de los grandes yacimientos de hidrocarburos descubiertos en el Mediterráneo oriental.

Por otro lado, Erdogan alertó del impacto negativo que puede tener en la seguridad energética la actual crisis entre Catar y los vecinos árabes que han aislado al pequeño emirato del Golfo Pérsico.

“Queremos rebajar tensiones en la región del Golfo. Hemos hecho lo que hemos podido para calmar la crisis en Catar. No queremos más conflictos en la región”, dijo el mandatario turco.

Aunque Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y varios otros países impusieron el mes pasado un embargo total a Catar por supuestamente “apoyar el terrorismo”, altos cargos y empresarios de todos estos Estados se hallan en el Congreso en Estambul junto al ministro catarí de Energía, Mohamed bin Saleh Al Sada.

También los presidentes de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y de Serbia, Alexander Vuçiç, así como los primeros ministros de Bulgaria, Boyko Borisov; Albania, Edi Rama, y Turquía, Binali Yildirim, participaron hoy en el Congreso.

Todos ellos subrayaron la importancia de desarrollar el “pasillo meridional” energético para llevar gas natural del Mar Caspio a través del gasoducto turco Tanap a Europa.

El fluido atravesaría Bulgaria y Albania, país donde conectaría con el futuro gasoducto Transadriático (TAP) para alcanzar Italia, con un ramal hacia Serbia y los consumidores balcánicos.

Erdogan definió el papel transmisor de Turquía como “una nueva ruta de la seda energética” que promocionaría “paz y prosperidad”.

Pero concluyó agregando que para la estabilidad es necesario combatir a las organizaciones terroristas, entre las que nombró al proscrito Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Advirtió de que para combatirlas Turquía hará “lo que fuese necesario, tanto dentro de sus fronteras como fuera de ellas” y “sin pedir permiso a nadie”. EFE