Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Con escenario a medias, se presenta Ricky Martin en Guayaquil

A las 21:50 de ayer, Ricky Martín arribó al escenario vestido de negro con un estadio Modelo lleno en todas sus localidades. Dijo que, por problemas técnicos, a las 17:00 le dijeron que el concierto se suspendía porque se averió parte del escenario. “Ustedes están locos, les dije (a los organizadores), y esta noche estoy aquí, con ustedes, porque les vine a cantar, aunque no tenga más que el 20% del escenario disponible”, dijo, arrancando euforia de sus seguidores.


Publicidad

Con ese saludo dio paso a la canción Vuelve. Luego, un bailarín hizo una coreografía mientras una voz en off daba una declaración: “Soy gay, y estoy orgulloso de serlo. Sé tú mismo”.

El escenario lució casi esquelético, oscuro. Con una pantalla en la parte del centro iluminada de una manera muy débil. En los lados laterales, la gente de las localidades solo accedía a la vista del show a través de una pantalla vertical ubicada en la parte derecha. En la que solo se tenía acceso visual al cantante y no a todo el escenario.

Antes del concierto, largas filas a las distintas localidades se formaron en las afueras del estadio Modelo Alberto Spencer.

La entrada de los asistentes al centro deportivo, que ayer fungió de escenario musical, estaba prevista a las 18:00. Sin embargo, el público que adquirió sus boletos para black y golden box empezaron a ingresar alrededor de las 19:15, luego de insistentemente gritar “puerta, puerta”; los que se dirigían a cancha y tribuna, entraron cerca de las 19:50.

El ingreso a las localidades más cercanas al escenario fue, en general, normal; mientras que en la fila de tribuna hubo caos. Las personas, desesperadas por entrar, comenzaron a empujarse entre ellos, a tal punto que las cercas que establecen los límites de las filas estuvieron en peligro de desmoronarse.

Fuente El  Universo. Foto tuiteada por Silvia Ponce.