Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cordero estrena ‘Pescador’, con el narcotráfico como punto de partida

Varios paquetes de cocaína que el mar arrastró hasta la costa ecuatoriana de El Matal no sólo perturbó hace años la rutina de los lugareños sino que inspiraron al cineasta ecuatoriano Sebastián Cordero para rodar ‘Pescador‘, su más reciente película que se estrena esta semana en Ecuador.


Publicidad

Cordero dijo a Efe que el suceso fue el “pretexto” para rodar su filme con una inversión de 700.000 dólares (unos 524.786 euros) recaudados entre fondos públicos de Ecuador y Colombia, así como de inversionistas privados.

En el desarrollo de la película, Colombia fue un aliado “bastante orgánico y lógico” para Cordero que basó su historia en la crónica ‘Confesiones de un pescador’, de Juan Fernando Andrade, publicada en una revista y en la que aparecía una chica colombiana.

La cinta narra la llegada a las costas de El Matal de un cargamento de cocaína procedente de un barco hundido y cómo los pescadores se reparten el alijo.

Casi todos se conforman con el dinero que un narco les paga por recuperar la droga, pero uno de ellos, “Blanquito“, protagonizado por Andrés Crespo, quiere empezar una nueva vida y conocer a su padre, un político.

Mientras, una mujer con acento colombiano aparece un día en el pueblo y “Blanquito” se obsesiona con ella.

Se trata de Lorna, encarnada por María Cecilia Sánchez, quien está sola en la casa de playa de su amante millonario con quien en ese momento está peleada. Ella quiere romper la relación e irse a Colombia, pero no tiene dinero.

“Blanquito” y Lorna protagonizan una película de carretera en la que ambos tendrán que elegir. Uno consigue lo que quiere, el otro no.

La película, que se filmó en 2010 y que dejó libertad a los actores para improvisar, ha cosechado hasta ahora tres premios en festivales internacionales: dos en Guadalajara (México) a mejor actor para Crespo y mejor director para Cordero y uno en Cartagena de Indias al mejor actor, que repitió Crespo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=t5JmhfVQnCQ&feature=player_embedded[/youtube]

Aunque la historia parte de un suceso relacionado con el narcotráfico, Cordero no quiso ahondar ni en ese tema ni en el policial.

La película ofrece “un rango amplio donde sí se muestran pistas del lado fuerte, terrible de esta realidad (narcotráfico), pero no se queda enfrascada solo en eso. Es como el punto de partida, y la cinta toma otro camino”, señaló.

“Más bien es un estudio de un personaje a través de algo inesperado en su vida como es encontrar los paquetes de droga”, precisó.

“Blanquito” sale en busca de sus sueños y en el camino se da cuenta de que las cosas no son como quisiera y cosecha “muchas lecciones de vida” en su viaje en el que la colombiana Cecilia Sánchez sumó la improvisación a su experiencia profesional.

Cordero “quería mucha naturalidad en las actuaciones, entonces técnicamente ensayamos muy pocas secuencias, lo cual era una maravilla”, dijo la actriz a Efe que después de haber “trabajado mucho tiempo para la cámara” debió “olvidarse” de ella.

Para la intérprete, la trama de la película es “sencilla” pese a lo “duro” del tema como es el narcotráfico, que finalmente no llega a modificar el carácter de los personajes principales en el filme.

“Sólo los lleva a cometer hechos pero la ingenuidad, los valores por los que pasan son muy bonitos, muy llenos como de una humanidad muy especial”, relató al puntualizar que el filme, que se estrenará el viernes, habla sobre las relaciones de poder y la dignidad.

Colombia también está presente en la banda sonora de la película que corrió a cargo Sergio Mejía, director de la orquesta de salsa bogotana “La 33”.

La ministra ecuatoriana de Cultura, Erika Sylva, se mostró esta semana “orgullosa” del filme ‘Pescador’, que se preestrenó el sábado en El Matal donde sus habitantes agradecieron ver por primera vez una película en una pantalla de grandes dimensiones.

Con sólo 9 años, Cordero, uno de los referentes del cine en Ecuador, se interesó por primera vez en el séptimo arte al ver “Los cazadores del arca perdida”. Ahora se enfrenta en Estados Unidos al reto de dirigir una película de ciencia ficción. EFE