Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Julianne Moore triunfa en Cannes como actriz superficial

Uno de los grandes placeres de este año en el Festival de Cine de Cannes ha sido un breve primer plano de Julianne Moore en la cinta de David Cronenberg “Maps to the Stars”.

CANNES, Francia (AP) — Uno de los grandes placeres de este año en el Festival de Cine de Cannes ha sido un breve primer plano de Julianne Moore en la cinta de David Cronenberg “Maps to the Stars”.


Publicidad

Sucede cuando el personaje, una actriz desesperada y superficial, se entera de que el papel que tanto anhelaba está vacante porque el hijo de su joven rival ha muerto. Moore hace una expresión fugaz de absoluto regocijo que enmascara con una falsa tristeza. Se necesita a una actriz tan maravillosa como Moore para interpretar a una tan trivial como Havana Segrand.

El trabajo de Moore en “Maps to the Stars” ha sido uno de los más aclamados en el Festival de Cine de Cannes, donde la gloriosa sátira oscura de Cronenberg de una Hollywood cínica e incestuosa se estrenó esta semana. Escrita por Bruce Wagner y coprotagonizada por Mia Wasikowska, John Cusack y Robert Pattinson, “Maps to the Stars” muestra a personas despiadadas adentro del negocio y a aspirantes obsesionadas con las celebridades en Los Angeles que están, como dijo Cronenberg, “desesperadas” por figurar.

“Ella me resulta muy conmovedora”, dijo Moore en una entrevista sobre su personaje. “Es un alma tan perdida, terriblemente adolescente en el mejor de los casos. Su deseo de que la vean y la reconozcan y la validen, toda esa externalización de su necesidad interior es en cierto modo desgarradora”.

Las capas de sátira y realismo en “Maps to the Stars” crean algunas ironías simpáticas. Havana dice que el papel “grita mejor (actriz de) reparto”, algo que sin duda podría decirse de Moore en el filme. (El coprotagonista Robert Pattinson, impresionado con su actuación, coincide: “Creo que será nominada”).

“Esa línea es tan graciosa y uno en verdad siente que la ha escuchado muchas veces”, dice Moore riendo.

Lo irónico es también que Moore no podría ser más distinta a su personaje. Durante décadas, la actriz pelirroja de 53 años ha sido una fuerza de naturalidad. Aunque su rango en cintas como “Short Cuts”, “Vanya on 42nd Street”, “The Big Lebowski”, “Boogie Nights” y “The Kids Are All Right” varía ampliamente, siempre ha sido una actriz cuyo arte es su aparente espontaneidad. Además, tiene una de las mejores risas en la industria del cine, una carcajada completamente contagiosa.

¿Se considera más equilibrada que su personaje?

“Creo que sí. Espero que sí”, dice Moore. “Uno debe tener una valoración bastante realista de quien es, de sus habilidades y de donde está en su carrera y a su edad. Espero no haber sido nunca así de intensa”.

Moore vive en Nueva York con su esposo y sus dos hijos, pero no le desagrada Los Ángeles, donde vivió una vez: “Está bien, hay mucho trabajo allá”, dice.

“Me encanta el negocio del cine porque nos da la oportunidad de explorar toda esta condición humana básica”, dice. “¿Qué tanto es real, qué tanto es ficción (en la película)? Tener la oportunidad de hacer esto en tu trabajo es una fortuna”.

Cronenberg abordó a Moore sobre el papel hace siete años, pero apenas el año pasado estaba listo para rodar. Moore también actúa en las dos últimas películas de “The Hunger Games” (“Los Juegos del Hambre”), “Mockingjay – Part 1” y “Mockingjay – Part 2” (“Sinsajo – Parte 1” y “Sinsajo – Parte 2”), de próximo estreno.

“Me ha pasado muchas veces que veo un papel y digo, ‘¡Yo no puedo hacer eso!”’, dijo Moore. “No soy de las que cree que pude hacerlo todo. No puedo. Pero si tengo una conexión y respondo a algo, tiendo a estar consciente de lo que soy capaz”.