Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sony intenta limpiar su imagen con vaivén de “The Interview”

En esta foto de archivo del 17 de diciembre de 2014, un trabajador retira el cartel de la película "The Interview" del cine Carmike Cinema de Atlanta, Georgia. (AP Foto/David Goldman, File)

ATLANTA (AP) — El cambio de opinión de Sony sobre el estreno de “The Interview” muestra que el estudio está trabajando a toda marcha para intentar encontrar el ritmo adecuado a través de un campo de minas político y de opinión pública.


Publicidad

Aunque los analistas no creen que la decisión tenga ningún efecto sobre la imagen de Sony, al menos dará al público una oportunidad de votar con su cartera y enviar un mensaje de protesta a Corea del Norte.

La semana pasada, Sony canceló el estreno en Navidad de “The Interview” tras un extenso ataque informático y la publicación de correos electrónicos confidenciales, obra de un grupo vinculado a Norcorea. En la película, Seth Rogen y James Franco interpretan a dos periodistas a los que la CIA encarga matar al líder norcoreano, Kim Jong Un.

Los hackers amenazaron con violencia si Sony no cancelaba la película, y Sony lo hizo después de que grandes cadenas de cines decidieran no proyectarla.

Pero la empresa se enfrentó entonces a la indignación del público y las críticas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. El martes, el director ejecutivo de Sony Entertainment, Michael Lynton, dijo que la comedia de Seth Rogen “estará en una serie de cines el día de Navidad”.

Está previsto que la película se estrene en unos 200 cines, respecto al estreno previsto de 3.000 salas. El Plaza Theater de Atlanta y otros 16 establecimientos de la cadena Alamo Drafthouse en Texas están entre los que piensan ofrecerla.

Lynton dijo que Sony también sigue trabajando para estrenar la cinta en más cines y más plataformas —es decir, canales digitales como reproducción en línea o video bajo demanda en los canales de televisión por cable_. Pero la empresa no ha entrado en detalles. Starz, que tiene los derechos prioritarios de televisión de pago y retransmisión en línea de los estrenos de Sony, no respondió a peticiones de comentarios. El servicio de reproducción en línea Netflix declinó hacer comentarios, mientras que YouTube no respondió a las llamadas.

El propietario del Plaza Theater, Michael Furlinger, dijo estar encantado de proyectar la comedia.

“Ponemos muchas películas controvertidas, cosas con las que no necesariamente estoy de acuerdo, pero nunca las censuraré”, dijo. “No es decisión mía. Es decisión del cliente. Si quieren venir, gastarán su dinero. Si no, es su decisión. No debería ser decisión de alguien en Corea del Norte o China o ningún otro sitio”.

Como Sony ha ido cambiando de opinión sobre si estrenar o no la película desde la semana pasada, estrenarla por fin no debería tener un gran efecto en su imagen. Laura Ries, presidente de la consultora de marca de Atlanta Ries & Ries, dijo que para empezar, la mayoría de los espectadores no asocia las películas con el estudio que las hace.

Además, el costoso daño que han causado los correos filtrados para las relaciones en el sector y futuros proyectos no puede recuperarse, y ahora que Sony tiene previsto estrenar la película hay una amenaza de nuevas filtraciones.

“Las decisiones basadas en el pánico no son una buena gestión de crisis”, señaló Jonathan Bernstein, presidente de la empresa de Los Ángeles Bernstein Crisis Management. El estudio está tomando decisiones demasiado deprisa y podría verse abochornada de nuevo si los hackers filtran más documentos y correos electrónicos en represalia por lanzar la cinta, señaló. El experto señaló que Sony debería haber esperado a asegurarse de que podía protegerse.

Aun así, los espectadores parecían entusiasmados el martes. En Atlanta, Colby Cohen, de 29 años, dijo que probablemente habría visto la película de todos modos, pero la breve cancelación le había dado más ganas de verla.

“Ahora podré combatir el terrorismo el día de Navidad”, dijo.