Ecuador. Viernes 24 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Adele se emociona en los Premios Brit

Adele con el premio al álbum británico del año en el escenario de los Premios Brit 2016 en la Arena 02 en Londres el miércoles 24 de febrero de 2016. (Foto Joel Ryan/Invision/AP)

LONDRES (AP) — Entre lágrimas Adele fue coronada reina de la escena musical británica, mientras que borró los recuerdos de su presentación afectada por fallas de sonido en los Grammy, con cuatro premios y una interpretación conmovedora en los Premios Brit el miércoles.

Publicidad

“Nada mal para una chica de Tottenham a la que no le gusta volar”, dijo la cantante nacida en el norte de Londres al recibir el premio al éxito global.

La diva que ha cautivado al público del mundo, también se llevó los trofeos de solista británica femenina del año, sencillo británico del año por su dolida balada “Hello” y al álbum del año por “25”, con el que ha vendido 15 millones de copias.

Aunque Adele ha conseguido que “25”, su primer disco en casi 5 años, llegue a la cima de las listas de popularidad internacionales, no pudo evitar que su actuación de la semana pasada en los Grammy se viera afectada cuando un micrófono cayó en un piano durante la tierna canción “All I Ask”.

El miércoles no hubo nada de tropiezos durante su interpretación de “When We Were Young”, aunque se le cerró la garganta cuando recibió el premio al éxito global, presentado por el astronauta Tim Peake desde la Estación Espacial Internacional.

“Se han de estar… aburriendo de mí”, bromeó, mientras que dejó escapar una grosería en la transmisión en vivo por televisión.

“Me perdí totalmente por un rato, ni siquiera sabía si algún día iba a regresar”, agregó. “Y todos ustedes han sido tan amables conmigo…”

Después se disculpó por perder la compostura. “Siento mucho lo de la fea cara de llanto”, dijo.

Adele también le mandó un mensaje de apoyo público a la intérprete de “Tik Tok” Kesha, quien lucha para terminar un contrato con el productor musical Dr. Luke, quien afirma abusó sexualmente de ella.

Coldplay, foto: pbs.twimg.com

Coldplay, foto: pbs.twimg.com

La ceremonia de los Brit contó múltiples estrellas entre los miles de asistentes en la Arena O2 de Londres así como presentaciones de Coldplay, Justin Bieber y Rihanna, quien estuvo acompañada en el escenario por Drake para una seductora versión de “Work”.

El cantautor James Bay fue nombrado solista británico masculino del año, mientras que Bieber fue nombrado mejor artista masculino internacional. El astro canadiense de 21 años, quien ha tenido algunos roces con la ley, agradeció a sus admiradores y dijo: “Todos tienen su propio viaje, todos tienen sus buenos y malos momentos”.

El premio al mejor grupo británico fue para los populares Coldplay. El vocalista Chris Martin dedicó el premio “a todos los hombres y mujeres jóvenes en campos de refugiados en el mundo. Nosotros podríamos ser ellos y ellos podrían ser nosotros”.

Los premios, que celebran a artistas internacionales y británicos, han sido acusados de no representar la diversidad étnica de la industria musical, como un eco al debate generado por los Oscar. Todos los nominados británicos de este año eran blancos.

El cantante Jack Garratt, quien ganó el premio de la crítica dijo “Es una vergüenza que la mitad de la música de Gran Bretaña haya sido olvidada”.

Annie Lennox y Gary Oldman, foto: thehitradios.com

Annie Lennox y Gary Oldman, foto: thehitradios.com

La organizadora de los premios British Phonographic Industry ha prometido que revisará cómo fueron elegidos los ganadores y los nominados, y ha anunciado un nuevo comité asesor compuesto por integrantes de la industria musical de raza negra y de minorías étnicas.

La banda estadounidense Eagles Of Death Metal, cuyo concierto fue uno de los objetivos de los ataques terroristas de París, perdió ante los australianos de Tame Impala en la categoría de grupo internacional.

A un año de que Madonna generara encabezados en el mundo por caerse en los Brit, la ceremonia de este año no tuvo muchas sorpresas, fuera de que Bjork derrotara a músicas con mejores ventas en la categoría de artista femenina internacional. Sin embargo las actuaciones fueron bastante buenas, con un número inicial con decenas de bailarinas en cascos rojos y faldas con un aire flamenco.

Después surgieron llamas en el escenario durante la actuación de “Sorry” de Bieber. “Pensé que nos ibas a quemar a todos Justin”, dijo Adele.

La cantante Annie Lennox y el actor Gary Oldman recordaron a David Bowie, quien murió el mes pasado a los 69 años, antes de un homenaje musical interpretado por la neozelandesa Lorde y la banda que salía de gira con Bowie.

“Es casi imposible mencionar el nombre de Bowie en tiempo pasado”, dijo Lennox. “La leyenda de su sonido extraordinario debería ser venerada mientras la tierra siga girando”.

(I)