Ecuador. Sábado 1 de octubre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lluvia de color y sentimiento en el regreso de Pablo Alborán a Chile

SANTIAGO DE CHILE (CHILE), 11/06/2016.- El cantautor y músico español Pablo Alborán se presenta en concierto hoy, sábado 11 de junio de 2016, en el Movistar Arena en Santiago de Chile (Chile). EFE/ELVIS GONZÁLEZ

Santiago de Chile, (EFE).- A la altura de las grandes estrellas de la canción, Pablo Alborán fue recibido en el estadio Movistar Arena de Santiago entre los gritos y aplausos de sus miles de seguidoras chilenas que llenaron el recinto, quienes se dieron en cuerpo y alma al artista español cuatro meses después de su actuación en el Festival de Viña del Mar.

Publicidad

Impulsivo y dinámico, el malagueño comenzó el concierto con la canción “Está permitido”. Ni el estruendo de los tambores ni la voz del propio Alborán eclipsaron las miles de gargantas que le acompañaron en una actuación que agotó todas las entradas.

“Vamos a olvidar nuestros problemas y a detener el tiempo, como siempre hemos podido hacer”, dijo después de la primera canción de la noche y antes de continuar con el espectáculo.

Panamá, República Dominica, Argentina y Uruguay fueron sus paradas antes de llegar a Chile, donde ha demostrado que su encanto es capaz de llegar a 11.000 kilómetros de su tierra natal.

El cantante nominado en los pasados Premios Grammy a Mejor Álbum Pop Latino por “Terral”, también mostró en la tarima su arte con la cadera, movimientos que provocaron de nuevo los gritos del público.

Con una atmósfera suave y azulada, la canción con la que ganó el Premio Goya 2015 a Mejor Canción Original, “Palmeras en la nieve”, sonó en el Movistar Arena en una noche que contrastaba el frío del otoño con el calor que desprendía la actuación del español.

Si con “Recuérdame” demostró sus dotes al piano, su perfil polifacético quedó grabado en la emoción de los miles de asistentes con el solo que se marcó con el cajón flamenco.

En esta parada obligatoria en su gira latinoamericana, Alborán recitó gran parte de su último trabajo, “Terral” (2014) y las mejores canciones de sus otros dos álbumes de estudio, “Pablo Alborán” (2011) y “Tanto” (2012), como “Te he echado de menos” o “Dónde está el amor”.

Con las palmas arriba, Alborán levantó el Movistar Arena al ritmo de la canción “Volver a empezar”, del disco “Solamente tú”, que desató una lluvia de globos en el recinto para cerrar el concierto en la capital chilena.

Lo esperado y deseado por el público se hizo realidad. Alborán, que salió de nuevo con guitarra en mano, se sentó en solitario frente al público con la bandera chilena al cuello para recitar “Solamente tú”, uno de los éxitos que aupó al cantautor en 2010 a través de distintas plataformas en Internet.

Fue entonces cuando las voces de los asistentes se fundieron en una única melodía junto a miles de corazones de papel alzados y que se movieron como olas al son de la guitarra.

“Hacía tiempo que no estaba tan nervioso, no sabéis lo que se siente al veros desde aquí”, dijo antes de dar paso a una pareja que se dijo el “Sí, quiero” al ritmo de los primeros acordes de “Por fin”.

La nota final la puso el español con la canción “Vívela”, que cerró una noche inolvidable para las miles de seguidoras que acudieron a ver al cantante, que desde 2011 ha cosechado ocho nominaciones a los Premios Grammy Latinos.

Su próxima parada será el día 14, que ofrece en Bogotá y el 16 en Medellín, siguiendo con su viaje por tierras latinoamericanas, donde cada año acumula más fieles a sus letras, su sentimiento y su arte. “¡Familia, a vivir, que la vida son dos días!”, concluyó. EFE (I)

Publicidad