Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sonia Braga interpreta el papel de su vida

En esta imagen difundida por Vitagraph Films, Sonia Braga en una escena de la película "Aquarius", de Kleber Mendonça Filho. (Vitagraph Films vía AP)

NUEVA YORK (AP) — Mientras las actrices en Hollywood luchan por más y mejores papeles, Sonia Braga consigue el rol de su vida a los 66 años, en “Aquarius” de Kleber Mendonça Filho.


Publicidad

La estrella brasileña ha recibido grandes elogios por su interpretación de Clara, una viuda y crítica de música retirada renuente a vender el apartamento frente al mar que alberga sus más entrañables recuerdos. “Braga es una viva encarnación de las glorias del cine brasileño”, dijo el New York Times. “Una actriz cautivadoramente intuitiva que transmite una sensualidad aristocrática en la madurez y sabe mezclar la firmeza de Clara con ternura”, dijo Variety.

“Cuando recibí el guion fue uno de los regalos más hermosos que me hayan dado en toda mi vida”, dijo Braga a The Associated Press en una entrevista reciente en Nueva York, donde reside. “Estaba leyendo el mejor guion que había leído. Cada palabra tenía sentido. Cada escena tenía sentido para mí, de principio a fin”.

Además, “Kleber me estaba dando una película que iba a hacer en mi lengua materna después de 20 años trabajando en Estados Unidos, iba a hablar de nuevo en portugués”, manifestó. “Lo llamé inmediatamente. Bueno, no lo llamé INMEDIATAMENTE porque tuve que respirar antes de poder llamar”.

“Aquarius” debutó el pasado mayo en Cannes, donde fue la única cinta latinoamericana compitiendo por la Palma de Oro, y recientemente fue nominada a los premios Spirit del cine independiente. Aunque muchos la consideraban una contendiente natural al Oscar a la mejor cinta en lengua extranjera, Brasil presentó “Pequeno Segredo” (“Little Secret”) de David Schurmann en vez, según reportes por la protesta del elenco contra el gobierno interino de Michel Temer en la alfombra roja de Cannes, donde portaron pancartas que decían que Brasil ya no era una democracia.

En esta foto del 11 de noviembre del 2016, la actriz brasileña Sonia Braga durante una entrevista sobre su más reciente filme, "Aquarius", en Nueva York. Braga interpreta a una viuda y crítica musical retirada renuente a vender el apartamento frente al mar que guarda los recuerdos más felices de su vida. (AP Foto/Richard Drew)

En esta foto del 11 de noviembre del 2016, la actriz brasileña Sonia Braga durante una entrevista sobre su más reciente filme, “Aquarius”, en Nueva York. (AP Foto/Richard Drew)

Braga, mientras era peinada y maquillada para la entrevista, dijo que ella y sus colegas no se arrepentían y que sin duda lo haría de nuevo. Con una interpretación absolutamente magnética de la actriz, “Aquarius” es, como dijo Mendonça Filho en una entrevista separada, “la película que representa a Brasil, de todas maneras”.

AP: En el filme, Clara ha pasado por mucho, incluyendo un cáncer de mama, y aun así es tan fuerte como sutil. ¿Cómo fue interpretar un personaje con tantos matices?

Braga: Clara y yo venimos de diferentes lugares: ella es académica, yo soy intuitiva; ella tiene una familia, yo no soy casada ni tengo hijos. Así que tuvimos mucho que negociar, pero las bases del personaje estaban ahí. Así que hablamos, Clara y yo, pero al mismo tiempo conmemoramos esta oportunidad que Kleber nos estaba dando para llevarle esto al público.

AP: Kleber dijo que fuiste muy generosa con el elenco y que estuviste encantada de trabajar con gente que jamás había actuado.

Braga: Me dijo, “Sonia, hay algo que debo decirte: a veces trabajo con personas que no son actores”. Y yo le dije, “¿En serio? ¡Eso es fantástico! ¡Porque yo tampoco soy actriz!”. Me dijo, “¿Qué quieres decir?”. “Me asustan los ensayos, me asusta hacer todo esto porque no siento que soy una actriz. Nunca fui a la escuela de actuación, no soy académica. De hecho, los actores académicos me intimidan un poco, ¡y tú vas a trabajar con personas!”. Del modo en que yo lo veo, yo pertenezco al film como cualquier otro departamento. Me gustan las artes visuales, y lo que me gusta hacer es participar en su realización.

AP: Es muy refrescante ver a una actriz protagónica en sus 60s. ¿Esperas que esto abra las puertas a más y mejores papeles femeninos?

Braga: Bueno, las puertas están ahí, y están cerradas. Un reportero me dijo que era muy raro ver a una mujer de mi edad en las películas. ¡Exactamente! ¡En las películas! Pero ya han ocupado por tanto tiempo posiciones serias e importantes en la vida: científicas, primeras ministras, candidatas a la presidencia. … Existe una barrera de lenguaje también, y con los acentos. Hoy encontramos muchos actores que son latinos, que son hispanos, que viven en Estados Unidos, son estadounidenses, pero rara vez los vemos en un papel protagónico.

AP: La película evidencia cuán cómoda te sientes en tu propia piel, independientemente del paso de los años.

Braga: Hice cosas en la película que usualmente no hago y que me dieron algo de ansiedad: tenía que cantar y yo no canto, desafortunadamente. No sé tocar piano, y no sé nadar. Pero sexo, creo ya he pasado por eso (risas.) No es tan difícil. … Estar desnuda o hacer el amor en una escena para mí es muy importante si la película trata de una pareja o de sensualidad. Es un poco moralista pensar que esto no debería verse en el film. ¿Cuándo decidió la gente como sociedad que tu cuerpo está en un lugar y tu sexualidad en otro, como si fuera un sombrero o un abrigo que cuando sales de casa lo cuelgas y cuando regresas dices, ‘¡Ah! ¡Voy a ponerme mi sexualidad! Quizás la use esta noche”? Es algo que le pertenece a tu cuerpo. Las mujeres de mi edad hacen el amor, se sienten sensuales, coquetean, tienen novios, tienen una vida sexual. Simplemente no están siendo representadas en el cine.

(I)