Ecuador. Sábado 19 de Agosto de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Estéreo Picnic baja el telón en Bogotá al ritmo de Wiz Khalifa

wiz khalifa

El Estéreo Picnic bajó anoche el telón con el hip-hop del estadounidense Wiz Khalifa, después de tres días de mucha música marcados por lluvia, lodo y las complicaciones del tráfico bogotano que no mermaron el entusiasmo de un público que acudió masivamente al escenario al aire libre.


Publicidad

Según los organizadores, el jueves, primer día del festival, se logró un asistencia récord de cerca de 20.000 personas, la mayor del Estéreo Picnic en sus ocho años de existencia.

Por la cantidad de gente vista en las dos jornadas siguientes las cifras fueron similares, gracias al cartel ofrecido, que se dividió entre estrellas del pop como el canadiense The Weeknd y artistas con cierta trayectoria de culto en el campo alternativo.

El jueves el público recibió con gran emoción el debut de grupos como los estadounidenses Cage The Elephant, los británicos The XX, nuevos en estos recorridos, o veteranos del punk rock como los de Rancid, los tres con suficientes asistentes como para justificar la rentabilidad del negocio Estéreo Picnic.

The Strokes, la atracción principal del segundo día, con un jocoso y jovial cantante Julian Casablancas, presentaron un repertorio con composiciones de su clásico primer lanzamiento “Is this it?”, como “Las Nite” o “Someday”.

Antes de The Strokes, el público ya se movía en masa entre los escenario Tigo Music y Budweiser para disfrutar de propuestas tan disímiles como el australiano “indie folk” Vance Joy o los estadounidenses alternativos de Silversun Pickups.

El público llenó y cumplió con los artistas internacionales. Con entusiasmo se presenciaron shows de grupos ya consagrados en versiones anteriores del Estéreo Picnic, como los escoceses Two Door Cinema Club, quienes presentaron un sonido más electrónico.

Para finalizar los tres días de música y “mercado de pulgas”, el sábado fue dedicado al folclor colombiano con agrupaciones como Canalón de Timbiquí, cuyo set sufrió por lluvia y falta de público, o Totó La Momposina, quien recibió el apoyo de cientos de personas que celebraron su espectáculo.

La otra tendencia sonora que destacó este sábado fue la electrónica, con artistas importantes en el género como Deadmau5 o Martin Garrix.

A juicio de los organizadores, y en espera de futuras versiones del Estéreo Picnic, su apuesta continuará con este género electrónico, cuyo espacio se encuentra fijo en los cierres de cada día, ya que congrega a la mayor cantidad de seguidores.

Adicionalmente a lo electrónico, la organización pretende atraer nuevos públicos que normalmente no se acercan a estos festivales. Hablan de darle espacio al pop de listados internacionales y al movimiento hip-hop.

Probaron con éxito este género en la edición de 2016 con Snoop Dog y este sábado con Wiz Khalifa, considerado continuador del legado “gansta rap” americano.

La apuesta adicional del Estéreo Picnic es consolidar un “turismo musical”, para incrementar la participación de público extranjero.

Son diversos los propósitos que esta clase de festivales desean conseguir, en cuanto a satisfacer los deseos y consumos de los melómanos, especialmente en un mercado musical que ha cambiado o cambia con cada edición.

Sin embargo, para algunos asistentes, la organización debe trabajar también para solucionar los temas logísticos que cada año se repiten, como los deficientes medios de transporte para el público, los robos y el desorden en la entrada. EFE