Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La fuerza no está con George Lucas: perdió juicio de propiedad intelectual

Un diseñador de utilería británico que hace réplicas de los amenazantes cascos de los “Soldados del Imperio” de las películas de Star Wars ganó el miércoles una batalla legal contra el director George Lucas, que lo llevó a la Corte Suprema en 2008 por violación de los derechos de autor.


Publicidad

La Corte Suprema dictaminó que las réplicas no están cubiertas por la ley de derechos de autor, porque no eran obras de arte, reportó Press Association.

Pero el tribunal también falló que los derechos de autor de Lucas habían sido violados en Estados Unidos.

Los jueces dijeron que Andrew Ainsworth, de 62 años, puede seguir haciendo los cascos en su estudio en Twickenham, al suroeste de Londres, a pesar que no puede exportarlos a Estados Unidos.

“Estoy orgulloso de informar que en el sistema legal inglés David puede prevalecer contra Goliat si su causa es justa”, dijo Ainsworth en un comunicado. “Si hay una fuerza, entonces ha estado conmigo en los últimos cinco años”.

Ainsworth, que hizo la mayoría de los cascos en la película original Star Wars, utiliza moldes y herramientas originales para hacer las replicas para los seguidores de las películas.

“No exportamos a Estados Unidos, pero no nos afecta. Exportamos al resto: Australia, Singapur – estamos centrados en ese lado del mundo”, dijo.

Tanto la corte de apelaciones como la Corte Suprema británicas ya habían fallado a favor de Ainsworth en su batalla contra la compañía de producción de Lucas, Lucasfilm, que lo demandó con éxito en Estados Unidos por 20 millones de dólares antes de llevar su batalla legal a Gran Bretaña.

Después de la sentencia del miércoles, Lucasfilm prometió seguir defendiendo sus derechos de propiedad.

La empresa dijo en un comunicado que estaba comprometida a “proteger en forma agresiva sus derechos de propiedad intelectual relacionados con Star Wars en el Reino Unido y en todo el mundo a través de cualquiera y de todos los medios a su alcance, incluidos los derechos de autor, marca registrada, patentes de diseño y otras protecciones que ofrece la ley”.

Lucasfilm agregó que alentó los recientes esfuerzos del Gobierno británico por modernizar las leyes de derechos de autor y diseño, agregando que la utilería de una película está protegida por ley en “prácticamente todos los países en el mundo”.