Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Director del Bolshoi espera volver a su trabajo

AACHEN, Alemania (AP) — El director artístico del ballet Bolshoi que sufrió quemaduras graves en un ataque con ácido dijo el viernes que está “lleno de fuerza y de fe” de que eventualmente podrá ver lo suficiente como para volver a su trabajo.


Publicidad

Sergei Filin, envuelto en una gran bufanda y gorro tejido para cubrir sus quemaduras, habló en una conferencia de prensa en un hospital de Alemania, donde los médicos dijeron que sus malogrados ojos habían mostrado leve mejoría y que seguían esperanzados de que pueda recuperar la vista por completo.

“Estoy lleno de fuerza y de fe de que recuperaré lo que injustamente me han quitado”, dijo Filin al tiempo que agradeció a los médicos en Alemania que han estado tratando sus ojos y su piel quemada. No tiene miedo de volver al afamado teatro en Moscú, dijo, pese a reportes de turbias rivalidades que habrían estado detrás del ataque.

Dijo que a diario hablaba por teléfono con su sustituto en el teatro y que no tenía miedo de regresar. “Tan pronto como pueda ver … volveré y haré el mismo trabajo … No tengo miedo”.

Vestido de pies a cabeza de negro y con grandes anteojos oscuros, Filin entró caminando al auditorio en el Hospital Universitario de Aachen acompañado por un intérprete, y se mantuvo sentado en silencio mientras los médicos discutían su tratamiento. A su salida lo acompañó personal del hospital.

El doctor Martin Hermel, un médico oculista, dijo que Filin sufrió daños en la superficie y parte interna de ambos ojos y que se había sometido a varias cirugías. Advirtió que enfrenta un “tratamiento complejo y prolongado” que podría tomar meses y expresó su fe en que recupere la visión y pueda retomar sus labores profesionales.

El ojo izquierdo de Filin ha mostrado mejoría, dijo Hermel. Mientras que del derecho, que sufrió daños más severos, dijo que “a este punto no podemos hacer una declaración sobre la prognosis”.

Filin fue atacado en enero por un hombre enmascarado que le arrojó ácido sulfúrico en la cara, produciéndole severas quemaduras en la piel y los ojos.

El bailarín del Bolshoi Pavel Dmitrichenko, arrestado bajo sospechas de que organizó el ataque, confesó en una corte de Moscú que aprobó el ataque del 17 de enero pero acotó que nunca pensó que el agresor usaría ácido y le ocasionaría tanto daño a Filin.

El director general del Bolshoi, Anatoly Iksanov, ha acusado al veterano bailarín principal Nikolai Tsiskaridze de incitar tensiones en el teatro que llevaron al ataque. Tsiskaridze, por años crítico feroz de Iksanov, ha rechazado tales acusaciones.