Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Justin Bieber ofrece actuación deslucida en EEUU

NEWARK, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — Para toda la publicidad negativa que ha rondado a Justin Bieber los últimos meses— el alcohol, la marihuana, las escupidas, la pelea con un paparazzi y más— el ídolo pop canadiense apareció en el Prudential Center de un modo angelical: vestido todo de blanco, descendió al centro del escenario con alas a los lados mientras casi 20.000 admiradoras gritaban a todo pulmón.


Publicidad

Las chicas tenían la llamada Bieber Fever, la fiebre por Bieber, y no se querían curar.

Aclamaron al cantante de 19 años, que comenzó el concierto anoche con las animadas canciones sazonadas con ritmos electrónicos “All Around the World” y “Take You”. Fuegos artificiales acompañaron su espectáculo, las fans portaron carteles con mensajes de amor a Bieber en cada fila y las luces de los celulares capturando fotos y video brillaron. Si Bieber no se hubiera movido, la arena aún habría estado en frenesí.

Y el cantante se aprovechó de esto en su concierto de 90 minutos. Durante los primeros números, pareció estar doblando y sus pasos de baile, vagos y perezosos, no concordaban con la enérgica de la música. Estuvo mejor interpretando canciones más lentas y baladas. El cantante multiplatino es parte de un grupo de artistas contemporáneos que tienen una plétora de éxitos, pero que no aún han aprendido a dominar por completo el escenario y conectarse de verdad con un público en vivo.

Bieber actuó sin ganas gran parte de su show; de momentos, incluso pareció aburrido. Estaba como marcando tarjeta — un día más, otro concierto completamente vendido (la del miércoles fue su segunda noche en el Prudential).

Cuando interpretó el éxito “Beauty and a Beat”, no pudo seguir el ritmo de los bailarines. Estaba doblando de nuevo — como muchas estrellas pop de hoy que intentan bailar una coreografía decente. Aunque talentoso, Bieber no es tan bueno como Chris Brown, quien también parece doblar pero baila con claridad, precisión y seguridad. Durante “She Don’t Like the Lights”, Bieber apenas se movió al ritmo del tema futurista (quizás los ajustados pantalones de cuero se lo impedían).

El cantante canadiense estuvo en mejor forma cantando temas de R&B en lugar de las canciones más animadas que conforman la mayor parte de su más reciente álbum, “Believe”. Impresionó calentando sus cuerdas vocales antes de cantar la suave “Catching Feelings” y ofreció una vibra de cantautor durante “Fall”, en la que también tocó guitarra. Tocando batería lució más natural, así como interpretando lo que parece ser el himno de su vida, “Never Say Never”, que cantó con gran seguridad.

Su mejor esfuerzo fue “Die In Your Arms”, que toma muestras de “We Got a Good Thing Going” de Michael Jackson. Su voz sonó clara y sus movimientos fueron precisos mientras bailaba.

A lo largo de la noche, videos de Bieber cuando niño se proyectaron en grandes pantallas. Las imágenes que resaltaron: un joven Bieber tocando la batería y cantando.

Las cosas en realidad no han cambiado.