Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La rubia primera ministra de Dinamarca del selfie con Obama

Poco conocida en el ámbito internacional, la primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, saltó ayer al primer plano mundial por una selfie que se tomó con su homólogo británico, David Cameron, y el presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, en el estadio de Soweto, en Johannesburgo, durante el homenaje al fallecido Nelson Mandela.

Poco conocida en el ámbito internacional, la primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, saltó ayer al primer plano mundial por una selfie que se tomó con su homólogo británico, David Cameron, y el presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, en el estadio de Soweto, en Johannesburgo, durante el homenaje al fallecido Nelson Mandela.


Publicidad

Más aún, después de la interpretación que se dio en twitter del gesto adusto de la primera dama estadounidense, Michelle Obama, mientras su marido conversaba sonriente con la rubia primera ministra. De tal manera que ella hoy ha dado una explicación, como corresponde a la líder de una democracia europea. “Los líderes también somos personas corrientes que se divierten. El ambiente acabó siendo optimista y nos hicimos la foto”, dijo ante la prensa danesa, al poco de aterrizar en Copenhague.

Hasta ahora, solo daneses y británicos sabían que la jefa del Ejecutivo, de 46 años, está casada con Stephen Kinnock, hijo de Neil Kinnock, antiguo líder de los laboristas del Reino Unido entre 1983 y 1992. Cameron, que tuvo que dar explicaciones el miércoles en el Parlamento británico, ha justificado los hechos por ese lado. “Estaba siendo amable con la familia Kinnock”, asegura, a pesar de las diferencias de estilo entre laboristas y socialdemócratas daneses. La foto ha avivado asimismo la curiosidad acerca del matrimonio, según anota el diario español El País.

Licenciada en Políticas, Helle conoció a su esposo en el Colegio de Europa, en la localidad belga de Brujas, y tienen dos hijas. Él, sin embargo, ha residido durante años en Davos (Suiza), mientras dirigía el Foro Económico Mundial. Un acuerdo matrimonial que ha provocado roces con el fisco danés, básicamente porque ella podía reducir los impuestos de la hipoteca de su casa en Copenhague al estar casada con un no residente. Estar casada con un hombre que trabajaba en otro país también despertó rumores sobre la estabilidad de su matrimonio y sobre la presunta homosexualidad de su esposo. “Es grotesco y doloroso oír hablar así de nosotros”, comentó ella.

Las polémicas no le quitan el tiempo para trabajar. Hoy, poco después de regresar del funeral de Nelson Mandela, anunció una remodelación su Gobierno de centro-izquierda, la segunda en cinco meses, para subsanar una dimisión forzada por un escándalo y un cese por problemas de salud.

La oficina de la primera ministra indicó en un comunicado que el hasta ahora ministro de Impuestos, el socialista Holger Nielsen, sustituirá en Exteriores a su correligionario Villy Søvndal, que ayer anunció su abandono de la política debido a problemas de salud.

A su vez, Nielsen será reemplazado en Impuestos por el parlamentario Jonas Dahl.

Por su parte, la hasta ahora ministra de Agricultura y Pesca, la socialdemócrata Karen Hækkerup, asumirá la cartera de Justicia, que acaba de dejar libre el también socialdemócrata Morten Bødskov, tras reconocer que mintió ante una comisión parlamentaria.

Thorning Schmidt, que accedió al Gobierno danés en septiembre de 2011, hizo el pasado agosto una amplia remodelación de su gabinete de centro-izquierda que afectó a seis carteras, entre ellas las de Economía y Defensa.