Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El príncipe Enrique visita instalación paralítica en Belo Horizonte

El príncipe Enrique de Inglaterra visitó este martes en la ciudad brasileña de Belo Horizonte las instalaciones en las que los deportistas paralímpicos de su país se prepararán para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.


Publicidad

El príncipe estuvo presente en la firma del acuerdo entre la Asociación Paralímpica Británica y el gobierno regional de este estado brasileño en el que se establece que la Universidad Federal de Minas Gerais y el Minas Tenis Club albergarán los centros de entrenamiento del equipo paralímpico de cara a los Juegos de 2016.

“Con este acuerdo el equipo paralímpico británico estará mejor preparado”, afirmó Enrique, que inició el lunes una visita de tres días a Brasil en la que asistió la víspera al partido entre Brasil y Camerún en Brasilia por el Mundial 2014 y hoy al de Inglaterra y Costa Rica en Belo Horizonte.

El príncipe aprovechó su estadía en Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais, para conocer los locales que serán usados tanto por los atletas olímpicos como por los paralímpicos en su preparación para los Juegos de Río de Janeiro.

“Londres 2012 fue un éxito fantástico y los Juegos Paralímpicos han llegado a nuevos niveles de excelencia”, aseguró el cuarto en la línea sucesoria del trono durante el acto celebrado en el Minas Tenis Club en el cual se mostró muy participativo e incluso se atrevió a probar su destreza en el baloncesto.

El lunes el director de la Asociación Olímpica Británica, Mike England, anunció a Belo Horizonte como el lugar elegido por la federación para que tanto el equipo olímpico como el paralímpico realizasen la preparación de los Juegos de Río de 2016 y hoy se firmó el acuerdo de la Asociación Paralímpica Británica.

Belo Horizonte es la capital del estado de Minas Gerais, ubicado en el sudeste de Brasil, y se encuentra a una hora de vuelo de Sao Paulo y Río de Janeiro. EFE