Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Antonio Banderas habla de su vida personal y profesional

Antonio Banderas y su exesposa. Archivo.

MADRID (AP) — Antonio Banderas está feliz y aunque no quiso comentar nada sobre su situación sentimental o si acudirá acompañado a la gala de los premios Goya del cine español, sí tuvo palabras de reconocimiento para su ex esposa, la actriz Melanie Griffith.


Publicidad

“A Melanie (Griffith), antes de iniciar una relación con ella, la admiré muchísimo como actriz y la sigo admirando y la admiraré”, dijo Banderas en Madrid. “Ese es el único vínculo que yo puedo expresar con ella: el profesional”.

Banderas y Griffith se separaron hace unos meses tras casi 20 años de matrimonio. Ambos tienen una hija en común, quien según el actor no se ha interesado por la interpretación.

“Mi hija Estela ha visto los viajes, los sinsabores, la parte oscura… La que no ve la gente”, explicó. “La gente se cree que nosotros vivimos en una alfombra roja y nos alimentamos de los flashes de los fotógrafos y no es así”.

Banderas, de 54 años, compareció ante la prensa en la Academia española de cine días después de anunciarse que recibirá el Goya de honor en reconocimiento a toda su carrera. El actor dijo que el galardón es un estímulo y confió en poder expresar todo lo que siente en la gala de los premios el próximo 8 de febrero.

“Es un privilegio y un honor”, explicó. “El premio tiene una parte de recompensa y otra parte de estímulo”.

Banderas aseguró que de momento seguirá viviendo en Nueva York, pero que tiene intención de implicarse más en la producción y dirección de películas en España. También abrió la puerta a regresar al teatro, tanto en Broadway como en Madrid.

El actor se definió como un luchador dispuesto a asumir riesgos y consideró que ha peleado por cada éxito en 35 años de carrera. También confió en alcanzar su película 100 dentro de cuatro o cinco años.

Banderas debutó de la mano de Pedro Almodóvar en “Laberinto de pasiones” (1982). El director manchego lo llevó al estrellato con papeles en algunas de sus cintas más recordadas como “Matador”, “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “¡Átame!” y “La ley del deseo”.

Dio el salto a Estados Unidos a mediados de los 90. Banderas encontró su espacio y participó en grandes cintas como “Philadelphia”, “Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles”, “Four Rooms”, “The Mask of Zorro” y “Desperado”, entre otras muchas. Más recientemente brilló como doblador del famoso gato con botas en la saga “Shrek”.

“Esa ida a Hollywood abre las puertas a pensar que podemos competir con los más grandes”, dijo. “Creo que es una de las aportaciones que en un momento determinado puedo haber hecho a la cinematografía (española): el haber roto esa barrera que en un momento parecía imposible”, agregó.

Banderas ha recibido galardones honoríficos en España como el premio Donostia del Festival de San Sebastián y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes que concede el gobierno.

El actor fue candidato al Goya como mejor actor en cuatro ocasiones. Sin embargo, nunca conquistó el premio.

“Los premios no son importantes hasta que te los dan”, afirmó. “Las cosas que me han pasado en mi vida, la gente que he conocido, todo forma parte de un sueño del que a veces creo que voy a despertar”.