Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El libro de Xi Jinping, la última arma de Facebook para entrar China

Xi Jinping, AP

Pekín, 14 dic (EFE).- “La gobernanza y administración de China, un libro que recopila discursos y entrevistas del presidente chino, Xi Jinping, se ha convertido en el último arma de Facebook para que se levante la censura que sufre desde 2009 en el gigante asiático.


Publicidad

El país más poblado del mundo, donde se estima que hay unos 650 millones de internautas (la mitad de sus habitantes), es un mercado muy goloso para la conocida red social, por lo que su presidente y fundador, Mark Zuckerberg, se ha propuesto hacer “amigos” en las altas esferas chinas para que le dejen expandir su negocio.

Su enésima treta tiene forma de libro firmado por Xi Jinping y se fraguó durante una reciente visita a Sillicon Valley del “zar” de internet en China, Lu Wei, ministro de la Administración del Ciberespacio.

Lu descubrió un ejemplar en inglés de “La gobernanza y administración de China colocado encima del escritorio del fundador y presidente de Facebook.

El dirigente chino preguntó a Zuckerberg por el libro, a lo que el multimillonario magnate respondió que había aconsejado a sus empleados que lo leyeran para entender el “socialismo con características chinas”, según han informado varios medios estatales chinos.

El momento fue captado por un fotógrafo y, desde que la imagen se divulgó el pasado lunes a través de un portal oficial chino, china.com.cn, se extendió a otros medios tanto en China como en Estados Unidos.

Unos critican al creador de Facebook por su interés por esta compilación de discursos y entrevistas de Xi, mientras que otros mantienen que su intención no es otra que congraciarse con las autoridades de la segunda economía del mundo para que retiren el bloqueo a su plataforma.

En todo caso, si lo que Zuckerberg pretendía era ganarse el favor de la China oficial, lo está consiguiendo.

El diario Global Times, uno de los periódicos oficiales del país, mostró esta semana su satisfacción por la recomendación que el presidente y fundador de Facebook hizo a sus trabajadores.

En su editorial del miércoles, el rotativo subrayó que Zuckerberg es “sólo un representante” de un grupo de “élites occidentales que están leyendo este libro y que tienen un interés sin precedentes por entender la filosofía de gobierno de los líderes chinos”.

En realidad, Zuckerberg lleva ya tiempo intentando que se levante la prohibición sobre Facebook que el régimen comunista impuso, al igual que a Twitter o Youtube, tras los conflictos ocurridos en la región autónoma de Xinjiang (noroeste de China) en julio de 2009, en los que Pekín culpó a las redes sociales de promover la subversión.

Desde el año 2007, la tecnológica estadounidense tiene registrado el dominio chino Facebook.cn, pero la mayoría de los usuarios del país asiático no pueden acceder a él por la censura cibernética, la llamada “Gran Muralla Virtual”.

Sólo unos pocos internautas en China se conectan a esta red social, gracias a herramientas como los servidores VPN, que permiten ocultar la dirección IP y navegar como si se encontraran en otro país.

Los analistas consideraron que Facebook tiene dos opciones para aterrizar con garantías en la segunda economía del mundo: establecer una empresa mixta con una firma local o adquirir el capital de una compañía china.

Zuckerberg ya trabaja en estas estrategias, dado que visita China con relativa frecuencia para buscar negocios y estudiar colaboraciones con firmas locales.

Entre 2010 y 2011 se llegó a especular con una posible alianza entre Facebook y Baidu, mayor motor de búsquedas chino, aunque finalmente no hubo trato, de modo que la red social más popular sigue en el oprobio en el país con más internautas.

Decidido a revertir la situación, Zuckerberg ha optado ahora por ganarse la simpatía de los chinos y sus dirigentes políticos.

Primero sorprendió a todos al usar el idioma mandarín durante varios minutos en una conferencia celebrada a finales de octubre en la Universidad de Tsinghua de Pekín, en un gesto que fue muy aplaudido por los internautas del gigante asiático.

Y Zuckerberg acaba de ir más allá, al recomendar públicamente el libro de Xi, a la espera de que, si finalizara la censura sobre Facebook, los 1.350 millones de usuarios que ya tiene la red social puedan añadir unos cuantos millones de amigos más en China. EFE