Ecuador. Lunes 5 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las cinco fallas del piloto de LAMIA detectadas en su diálogo con la torre

Miguel Quiroga

Luego de que se divulgara la conversación entre el piloto del avión de LAMIA y la torre de control del Aeropuerto José María Cordova de Medellín, un experto descubrió varios errores en la comunicación sobre la gravedad de lo que ocurría con el avión que terminó estrellándose contra un cerro de Colombia y provocó la muerte de 71 personas, incluidos futbolistas del club brasileño Chapecoense.

A continuación, las cinco fallas del piloto:

Publicidad

1. La programación del vuelo es incorrecta para ese avión. La aeronave tiene una autonomía de 2.965 kilómetros y la distancia entre Santa Cruz de la Sierra y Medellín es de 2.970. Los responsables del vuelo deberían haber previsto una escala en otro aeropuerto para cargar combustible.

2. Un plan de vuelo debe tener dos alternativas de otros aeropuertos.Si se cierra la posibilidad de llegar al destino, debe estar en condiciones de arribar a cualquiera de sus otras opciones. De hecho, cuando surgió un problema menor en otro avión (fuga de combustible), que demoró el tránsito, la operadora se encargó de ello e hizo revisar la pista después de que lograra aterrizar.

3. En el minuto 1’57” de la grabación, el piloto del avión de LAMIA dice: “Solicitamos prioridad para la aproximación. Se nos ha presentado un problema de combustible”. No describe la gravedad del problema, que realmente era una emergencia. Recién 2 minutos y 30 segundos después se declara en EMERGENCIA. Al escuchar estas palabras, inmediatamente la operadora comienza a desviar otros vuelos que estaban más cerca del aterrizaje.

4. La torre de control le pregunta si necesita algún servicio de tierra (bomberos, ambulancias). El piloto no quiere reconocer la gravedad de la situación y le contesta que luego le avisará.

5. Minuto 9’12” del audio. Finalmente el piloto admite la situación: “Señorita, estamos en falla eléctrica total, sin combustible”. Miguel Quiroga, ex oficial de la Fuerza Aérea Boliviana, tardó más de 9 minutos en reportar el problema real del avión. En aquel momento, el avión se encontraba a 13 kilómetros de la pista. (I)

Publicidad