Ecuador. Sábado 24 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Una multitud recibe en el aeropuerto de Lisboa a Salvador Sobral

EFE/EPA/ANTONIO COTRIM

Lisboa,  (EFE).- Una multitud recibió hoy en el aeropuerto de Lisboa a Salvador Sobral, considerado un “héroe nacional” después de que consiguiera este sábado que Portugal ganase por primera vez en su historia el festival de Eurovisión.


Publicidad

Con flores, banderas de Portugal y numerosas pancartas, en las que le daban las gracias, los compatriotas de Sobral esperaron su llegada cantando la canción ganadora, “Amar pelos dois” (“Amar por los dos”) hasta que, algo abrumado, el cantante llegó acompañado de su hermana y compositora del tema, Luísa Sobral.

A la salida del repleto aeropuerto, escoltados por policías mientras sus seguidores les hacían fotos y coreaban sus nombres, fue un primer contacto de los hermanos Sobral con la alegría desbordada de sus compatriotas por el triunfo en el certamen, que el cantante ya se esperaba.

“Aún no sé bien cómo voy a lidiar con esto. Espero conseguir hacer las cosas con tranquilidad, continuar tocando. A lo mejor tenemos que cobrar un poco más por los conciertos”, comentó entre risas en la rueda de prensa a su llegada al aeropuerto, antes de encontrarse con sus seguidores.

“Al principio esto puede ser una locura. Pero sé que estas cosas son efímeras”, sostuvo al ser preguntado por la repercusión de su éxito, que no cree que tenga más de tres meses de atención pública.

Bromista a pesar del cansancio tras la noche de Kiev y el viaje a Lisboa, rechazó el papel de “héroe nacional” con el que los medios portugueses empiezan a referirse a él: “Ese papel es de Ronaldo, y espero que así continúe”, apuntó.

Hasta la victoria anoche de Sobral, el mejor resultado obtenido por Portugal era la sexta posición lograda en 1996 con la canción “O meu coração não tem cor” (“Mi corazón no tiene color”), de Lúcia Moniz, conocida por participar en la famosa película “Love Actually” (2003). EFE

cdb/si