Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Acusadora: Cosby me drogó y toqueteó, “yo estaba congelada”

Andrea Constand camina a la corte para el juicio por abuso sexual contra Bill Cosby en la corte del condado de Montgomery en Norristown, Pensilvania, el martes 6 de junio de 2017. Cosby está acusado de drogar y abusar sexualmente de Constand en su casa en un suburbio de Filadelfia en 2004. (Foto AP/Matt Rourke, Pool)

NORRISTOWN, Pensilvania, EE.UU. (AP) — La acusadora de Bill Cosby subió al estrado para contar por primera vez su historia públicamente el martes, en el juicio del comediante por abuso sexual, y dijo que Cosby le dio la toqueteó tras darle tres píldoras azules que la dejaron paralizada e indefensa.


Publicidad

“En mi cabeza, estaba tratando de que mis manos o mis piernas se movieran, pero estaba congelada”, dijo Andrea Constand, quien trabajó en el programa de básquetbol de la Universidad de Temple, la alma mater de Cosby, durante la esperada confrontación en la corte.

“No pude luchar de ninguna manera”, agregó la mujer de 44 años. “Quería que se detuviera”.

Cosby, de 79 años, está acusado de drogar y abusar de Constand en su mansión a las afueras de Filadelfia en el 2004. El astro de la televisión conocido como “El padre de América” podría ser sentenciado a 10 años de prisión de ser declarado culpable.

Constand dijo que Cosby abusó de ella después de darle las píldoras que afirmó que eran un remedio natural para relajarla porque se encontraba ante un cambio inminente en su carrera. “Son tus amigas. Te relajarán”, dijo citando al comediante.

Dijo que comenzó a sentirse mareada como a los 20 minutos, tenía la vista borrosa, arrastraba las palabras y sentía como si sus piernas fueran de goma. Señaló que entonces Cosby la penetró con su mano y también puso la mano de ella sobre su pene e hizo que lo frotara.

Después de esto “me sentí muy humillada, muy confundida”, dijo la acusadora.

Cosby, sentado al otro lado de la sala en la mesa de la defensa, se inclinaba para escuchar, le susurraba a su abogado y, por momentos, sacudía la cabeza en negación.

Antes del martes, Constand nunca había hablado públicamente sobre Cosby. Habían llegado a un acuerdo de confidencialidad en 2006 y sus declaraciones para esa demanda se mantienen selladas.

Unas 60 mujeres han denunciado que Cosby abusó sexualmente de ellas y ante el ojo público han destruido la imagen del comediante de tipo bueno que éste se creó dentro y fuera de la pantalla. En casi todos los casos los delitos han prescrito. El caso de Constand es el único por el que el actor ha enfrentado cargos.

Los fiscales habían usado el primer día y medio de juicio para argumentar que Cosby tenía el hábito de noquear a mujeres con pastillas y entonces abusar de ellas.

Kelly Johnson declaró el lunes que Cosby la drogó y abusó de ella en un hotel en Los Ángeles en 1996. Dijo que perdió el conocimiento poco después de que él la presionara a tomar una pastilla grande blanca y que, cuando despertó, Cosby estaba desnudo y la forzó a satisfacerlo sexualmente con la mano.

El martes, la madre de Johnson, Pattrice Sewell, reforzó la declaración de su hija al decir a los jurados que Johnson estaba consternada durante una llamada telefónica en 1996, y que temía que Cosby tratara de hacer que la despidieran de su trabajo para el agente del comediante en la agencia William Morris.

Unas semanas después, dijo Sewell, Johnson reveló que había despertado junto a Cosby en una cama con la ropa de ella torcida.

La defensa atacó la credibilidad de Johnson citando discrepancias en sus declaraciones, incluido el año en que ocurrió. Cosby sonrió en la mesa de la defensa mientras ella trataba de explicar.

Sewell dijo que no acudieron entonces a la policía porque su esposo, un detective de Los Ángeles, temía que esto le causara mayor sufrimiento. “Su padre no quería que fuera humillada y que se sintiera avergonzada porque había visto a otras mujeres pasar por eso cuando iban a la policía”, dijo.

La AP no suele identificar a personas que dicen ser víctimas de abuso sexual a menos que éstas lo autoricen, como Constand y Johnson lo han hecho.