Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Siria: disparar a matar

Amnistía Internacional ha obtenido unas imágenes de video que indican que las fuerzas de seguridad sirias aplican una política de “disparar a matar” para sofocar las protestas por la reforma.
La grabación, sacada clandestinamente del país por contactos de Amnistía Internacional, muestra a las fuerzas de seguridad disparando y golpeando a manifestantes, a soldados realizando un asalto nocturno de la mezquita de ‘Omari de Dera’a y un funeral multitudinario en Izraa.
“Estas extraordinarias imágenes fueron grabadas por sirios que se han jugado la vida para documentar los crueles intentos de las autoridades de aterrorizar al movimiento prorreforma e impedir que salga a la calle”, ha declarado Philip Luther, director adjunto del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.
“Ante estas pruebas y otras de igual peso de abusos endémicos, el presidente Bashar al Assad debe hacer que las fuerzas de seguridad sirias dejen de disparar contra manifestantes desarmados y garantizar que los responsables rinden cuentas del trato que han dado a sus conciudadanos.”


Publicidad

El Presidente Ashar al Assad, gobierna Siria desde 2000, cuando murió su padre, que se mantuvo en el poder 29 años.

El video incluye las siguientes escenas:
Militares asaltando la mezquita de ‘Omari, que se estaba utilizando como hospital de campaña.
Soldados y hombres armados vestidos de civil en el interior de la mezquita después de la operación, filmando cadáveres en el suelo, celebrando y gritando: “Haced fotos, les hemos matado, son traidores”.
Personas gravemente heridas, posiblemente muertas, a las que se saca rápidamente del lugar.
Personas que tenían aparentemente graves heridas en la cabeza y que, en algunos casos, fallecieron a consecuencia de ellas.
Dos escenas de miembros uniformados de las fuerzas de seguridad golpeando a unos hombres heridos que yacían en la carretera.
El testimonio del trabajador de una ambulancia que dice que el ejército no dejó que nadie atendiera a los heridos.
La grabación se hizo a finales de marzo y en abril en la ciudad de Dera’a y sus alrededores. En ella se muestra el tipo de táctica que emplean las autoridades en su represión de los manifestantes, que continúan aplicando actualmente en las ciudades de Banias y Homs, así como en otros lugares.

El video muestra también a grandes grupos de niños en las protestas y los funerales de alrededor de seis personas, incluidos los de un niño y un anciano. Las fuerzas de seguridad han dispersado estos funerales empleando la fuerza letal en varias ocasiones.
“Las imágenes de civiles desarmados con disparos en la cabeza contribuyen a explicar porqué ha habido tantas víctimas mortales. Junto con las imágenes de soldados celebrando las muertes, documentan lo que parece ser una política de ‘disparar a matar’”, ha afirmado Philip Luther.
“Otras escenas que muestran palizas a hombres que están en el suelo —uno de los cuales parece haber recibido ya un disparo y estar gravemente herido— ponen de relieve la crueldad sin sentido del aparato de seguridad del régimen.”
Amnistía Internacional tiene los nombres de más de 720 personas que se cree han perdido la vida a manos de las fuerzas de seguridad sirias en los disturbios de los dos últimos meses, desencadenados por las protestas en toda la región.
“Estos videos se suman a toda la serie de razones condenatorias por las que el Consejo de Seguridad de la ONU debe adoptar medidas decisivas y remitir el caso de Siria a la Corte Penal Internacional por su brutal represión contra los manifestantes prorreforma”, concluyó Philip Luther.