Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gore critica a Obama por sus acciones ante calentamiento global

El ex vicepresidente y Premio Nobel de la paz Al Gore en una fotografía de archivo del 9 de enero de 2011 en Yakarta, Indonesia. (Foto AP/Achmad Ibrahim, Archivo)

 


Publicidad

WASHINGTON (AP) — El ex vicepresidente y Premio Nobel de la paz Al Gore ha hecho lo que pocos ambientalistas y correligionarios demócratas se han atrevido: criticar las acciones del presidente Barack Obama frente al calentamiento global.

En un ensayo de 7.000 palabras para la revista Rolling Stone que se publicará el viernes, Gore dice que Obama no ha respaldado ninguna “acción osada” frente al calentamiento y que ha logrado pocos avances sobre el tema desde la época de su antecesor George W. Bush.

Bush indignó a los ambientalistas al resistirse a los controles obligatorios a la contaminación a la que se culpa el cambio climático, pese a evidencias científicas abrumadoras de que la combustión de los combustibles fósiles es responsable.

Aunque Gore acredita a los designados por Obama de haber efectuado cientos de cambios que han ayudado al país a “avanzar ligeramente” en la cuestión del clima y admite que Obama ha estado lidiando con muchos otros problemas, afirmó que el presidente “sencillamente no ha promovido la necesidad de actuar”.

“El presidente Obama nunca ha presentado al pueblo estadounidense la magnitud de la crisis climática”, afirma Gore. “No ha defendido la ciencia contra los ataques mordaces y deshonestos, ni ha suministrado un canal presidencial para que la comunidad científica plantee la realidad de la ciencia ante la gente”, agregó.

Los comentarios señalan un giro en el promotor más prominente en la nación para que se actúe contra el calentamiento global, cuya obra sobre el problema climático le ha valido el Nobel y ha sido adaptada a un documental cinematográfico ganador de un Oscar.

Gore ayudó a la Casa Blanca a presionar a la Cámara de Representantes para que aprobara un proyecto en 2009 que habría fijado los primeros límites a la contaminación a la que se atribuye el calentamiento global.

El proyecto murió en el Senado, controlado por los demócratas. Gore también aconsejó a Obama antes de que el presidente participara en negociaciones internacionales sobre el clima en 2009. La aparición de Obama en Copenhague a último momento ayudó a salvar un acuerdo no obligatorio para reducir los gases de efecto invernadero.

En su ensayo, Gore califica el resultado de Copenhague como “un acuerdo retórico” que ocultó la incapacidad del gobierno para comprometerse a fijar objetivos obligatorios contra la contaminación. Sin una legislación, Obama no pudo cumplir sus promesas de reducir las emisiones.

El Protocolo de Kioto, en el que Estados Unidos no participó y que Gore contribuyó a forjar, expira en 2012. Bush se retiró de Kioto y se negó a controlar la contaminación pese a que científicos federales advirtieron que las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero imponían peligros a la salud humana.

Obama, por el contrario, afianzó las normas de economía en los combustibles para reducir la contaminación de los automóviles, incluyó miles de millones de dólares para proyectos favorables al clima en el paquete de estímulo económico y empezó a controlar las emisiones según la ley vigente.

 

Copyright 2011 The Associated Press.