Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estudiantes están graves por huelga universitaria en Chile

Un estudiante en peligro de muerte, otro gravemente quemado, alrededor de 40 en huelga de hambre hace semanas y tres más que el lunes iniciaron una huelga seca, es otra de las caras de la crisis estudiantil que se prolonga desde hace casi tres meses en Chile.


Publicidad

Para presionar una respuesta favorable a sus demandas, los estudiantes ocupan escuelas y sedes universitarias, marchan en medio de alegres coreografías, convocan a “besatones”, “caceroleos” y, con relevos, corren desde el 13 de junio alrededor del palacio presidencial día y noche. Quieren completar 1.800 horas porque, según un economista, se necesitarían 1.800 millones de dólares para mejorar la educación chilena.

En la madrugada del lunes Luis López, un estudiante de 17 años, cayó desde  10 metros en su colegio, tomado ilegalmente hace semanas. Presenta un “traumatismo encéfalo craneano grave, con múltiples focos hemorrágicos y fractura del hueso temporal”, precisó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

En Pudahuel viven familias de clase media baja y pobres. Como recibe ingresos insuficientes, sus escuelas están entre las peor evaluadas y sus alumnos generalmente fracasan en la prueba de selección universitaria. 

Un caso grave corresponde al de Fernando Droguett, de 16 años, que resultó con más de la mitad de su cuerpo quemado el 12 de julio mientras sus compañeros incineraban basura como protesta.

Otra presión fuerte para el gobierno es la que ejercen unos 40 jóvenes en huelga de hambre.

Tres secundarios que ya completaron un mes de ayuno en su colegio de Buin, comuna agrícola cerca a Santiago, anunciaron que desde hoy iniciarán un ayuno seco, es decir, empezarán a reducir gradualmente la ingesta de líquidos, lo que agravará rápidamente su salud.

Los jóvenes, revisados a diario por médicos, han perdido un promedio de 10 kilos y ya agotaron las reservas de hidratos de carbono y grasas para mantener las funciones de sus órganos vitales, como corazón, pulmón e hígado. Una persona en huelga de hambre consume al final las proteínas, la última reserva de su organismo. En esta etapa, se pueden producir deterioros irreversibles.

Desde la barriada pobre de Cerro Navia unas 30 personas encabezadas por su alcalde, Luis Plaza, iniciaron el lunes una caminata de 120 kilómetros, hasta la sede del Congreso en Valparaíso, para exigir una solución a los parlamentarios y en protesta contra los encapuchados que destrozan bienes públicos y privados.

Decenas de miles de estudiantes secundarios demandan una educación gratuita, de calidad, que sus escuelas sean administradas por el estado, más recursos para institutos de educación técnica, fin del lucro y un boleto gratuito para el transporte público los 365 días del año.

El presidente Sebastián Piñera entregó el 21 de julio un paquete de 21 medidas con aportes extraordinarios de $ 4.000 millones en varios años para mejorar la enseñanza, más becas y refinanciamiento para los universitarios atrasados en el pago de sus créditos con el aval del Estado, cuyo interés de 6% será rebajado a 4%.

El ministro de Educación, Felipe Bulnes, dijo que se crearán organismos especiales para administrar las escuelas municipales, pero que no volverán a la tutela estatal, como piden los estudiantes.

Los colegios municipales de barrios acomodados no tienen los problemas de las alcaldías más pobres, que son la mayoría de las 345 que hay en el país.

Los universitarios afirman que el gobierno no ha dado respuesta a cada una de sus demandas y rechazaron un ofrecimiento del Congreso a una mesa de diálogo entre parlamentarios, el gobierno y los estudiantes.

Los secundarios, miles de los cuales están a punto de perder el año escolar, aceptarían la oferta del legislativo, bajo ciertas condiciones.