Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Investigan en México a comunidades indígenas por supuesta venta de niñas

Las autoridades mexicanas iniciaron una investigación en varios pueblos y comunidades indígenas en el estado de Oaxaca, donde supuestamente las familias venden a niñas, informó este jueves la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH, defensoría del pueblo).


Publicidad

El organismo público inició una queja de oficio por esos casos de abuso contra mujeres en la región de la Mixteca Alta, en el sureño estado de Oaxaca, indicó la dependencia en un comunicado.

La CNDH explicó que se trata de una “costumbre ancestral” que “al parecer se sigue llevando a cabo”, en la que “se vende a las menores en cuanto llegan a los once años y hasta los 15 años”.

“Los padres han encontrado la manera de negociar y a cambio de dinero dar a sus hijas, ya sea al futuro esposo o a familias que las llevan a otras ciudades para ayudar en labores domésticas”, explicó la defensoría.

Una vez que son vendidas hasta por tres mil pesos (250 dólares) o el equivalente en productos varios como cabezas de ganado, fríjol o maíz, los padres renuncian a todo derecho sobre las menores, agregó la institución.

Los pueblos y comunidades indígenas en México gozan de cierta autonomía, por las leyes de “usos y costumbres” del país, pero se deben ceñir a “lo establecido en la Constitución” de México “en materia de derechos humanos”, consideró.

Las mujeres indígenas son uno de los grupos más vulnerables y menos atendidos del país, subrayó la CNDH, y es importante la defensa de sus derechos humanos.

En México 10,1 millones de habitantes (9,8 % de la población) son considerados indígenas.

Según el Consejo Nacional de Población (Conapo), siete de cada diez hablantes de lengua indígena reside en municipios con alto grado de marginación.

La población indígena es más pobre que el resto de los mexicanos, y esa condición se evidencia en menores niveles salariales, educación de menor calidad y, en general, en un acceso restringido a los servicios públicos.

Los estados con mayor presencia de indígenas son Yucatán (65,5 %), Oaxaca (55,7 %), Quintana Roo (45,6 %) y Chiapas (30,9 %).

De acuerdo con Unicef, los indígenas en México, en especial los niños, niñas y adolescentes, constituyen la población con mayores carencias y menor grado de cumplimiento de sus derechos fundamentales. EFE