Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Washington vuelve a la normalidad tras sismo que dañó algunos monumentos

Washington recuperó este miércoles la normalidad tras el potente sismo de 5,8 grados Richter que se registró ayer en el estado aledaño de Virginia, que no causó víctimas pero sí daños en la Catedral capitalina, el monumento a George Washington y la embajada de Ecuador.


Publicidad

El monumento dedicado al primer presidente de EE.UU., uno de los más visitados por los turistas que llegan a Washington, permanecerá cerrado al público temporalmente, mientras se evalúan los daños que ha podido sufrir tras detectar una grieta en su parte superior, según el Servicio Nacional de Parques (SNP).

El emblemático monolito preside el paseo conocido como National Mall, una explanada en la que Estados Unidos recuerda su historia con imponentes monumentos dedicados al presidente Abraham Lincoln (1861-1865), Thomas Jefferson (1801-1809) y a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, Corea y Vietnam.

Esta semana se abrió al público en el Mall el monumento dedicado a Martin Luther King, que no sufrió daños.

Sin embargo, el huracán ‘Irene’, en la actualidad de categoría 3 y que se espera que llegue el fin de semana a la costa este de EE.UU., podría obligar a cancelar el domingo la inauguración oficial del monumento, en la que tiene previsto participar con un discurso el presidente Barack Obama.

La Catedral capitalina fue el monumento más afectado por el sismo, ya que se derrumbaron tres pináculos de una de sus torres centrales.

También el edificio en el que funcionan la embajada y el consulado de Ecuador sufrió daños de consideración, por lo que permanecerá cerrado hasta nuevo aviso, informó hoy la legación diplomática de ese país en un comunicado.

Varias escuelas de Washington amanecieron cerradas y el Gobierno federal dará flexibilidad hoy a sus empleados para que hagan una jornada más reducida o trabajen directamente desde sus casas.

El terremoto ocurrió el martes poco antes de las dos de la tarde hora local (17h51 GMT) y su epicentro se ubicó a 8 kilómetros al suroeste de la ciudad de Mineral, en el estado de Virginia, según el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés).

La poca profundidad a la que se registró (6 kilómetros) hizo que se sintiera en buena parte de la costa este del país, incluido Nueva York, e incluso en algunas ciudades de Canadá.

Decenas de miles de trabajadores y turistas fueron evacuados de edificios públicos, monumentos y demás atracciones turísticas en Washington, incluyendo la Casa Blanca, el Capitolio y el Pentágono, y miles de personas salieron a las calles por temor a las réplicas.

También en Nueva York las autoridades ordenaron la evacuación de la alcaldía y otros edificios de oficinas.

Desde 1897 no se había registrado en esta zona de EE.UU. un terremoto de tal magnitud, de acuerdo con los registros del USGS.

El sismo fue seguido de al menos tres réplicas en la noche del martes, según el USGS, que indicó en su página web que desde 1774 Virginia ha sentido “pequeños terremotos y sufrido daños de otros más grandes pero poco frecuentes”.

El terremoto que ha causado mayores daños, con una magnitud de 4,8 grados en la escala de Richter, ocurrió en 1875 “y otros más pequeños que han causado poco o ningún daño suceden cada año o dos”, explicó el USGS.

Por ahora, la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés) de EE.UU. ha dicho que no ha recibido solicitudes de ayuda federal de ninguno de los estados afectados y que no ha habido informes de daños a infraestructuras en la zona, como puentes y carreteras.

El terremoto produjo interrupciones y retrasos en todos los servicios de transporte público y en los aeropuertos, un breve corte de los servicios de telefonía celular, el cierre temporal de dos reactores nucleares en Virginia y grandes retenciones en las principales carreteras de la capital estadounidense.

El presidente Obama, que se encuentra de vacaciones en la isla de Martha’s Vineyard (Massachusetts) y que, según la Casa Blanca, no sintió el sismo, celebró una teleconferencia en la tarde del martes para recibir datos de las consecuencias del temblor. EFE