Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las protestas contra Wall Street se extienden en EE.UU.

La policía detuvo hoy a unas 400 personas durante una manifestación en Nueva York, mientras se extienden en Estados Unidos las protestas contra Wall Street y continúa la ocupación de un área en Manhattan.


Publicidad

Los manifestantes marcharon desde Zucotti Park al Puente de Brooklyn y la policía arrestó a cientos de ellos cuando obstruyeron el tránsito en los canales en dirección a Brooklyn.

El portavoz de la Policía de Nueva York, Paul Browne indicó que los manifestantes que usaron el canal para peatones en el puente no fueron arrestados, pero los que pasaron a la calzada e impidieron el paso de los vehículos fueron detenidos.

Un grupo de activistas se congregó hoy en Washington para extender a la capital de Estados Unidos las protestas contra Wall Street y el Congreso que comenzaron en Nueva York y se han reproducido en otras ciudades.

“Pedimos el arresto de (el presidente de la Reserva Federal) Ben Bernanke, por todo el dinero de los ciudadanos que se ha usado para salvar a los bancos”, dijo a Efe un veterano activista que se identificó sólo como AmonopNDC.

Las demostraciones señalan, asimismo, la impaciencia creciente de grupos que son cruciales para la reelección del presidente Barack Obama: los jóvenes, las minorías, los sindicatos, las mujeres.

Ayer, la policía arrestó en Massachusetts a dos docenas de personas entre unos 3.000 manifestantes que ocuparon brevemente las oficinas en Boston de Bank of America, el mayor banco del país.

Los protestantes declararon su solidaridad con los cientos de personas que desde hace semanas ocupan un parque en Manhattan con quejas diversas contra los bancos y el sistema político que los ha socorrido tras sus malas inversiones.

En San Francisco, cientos de personas, también se solidarizaron con el movimiento “Occupy Wall Street” y se manifestaron frente a las oficinas de una sucursal de Chase Bank, en Market Street. La policía detuvo a seis de los manifestantes.

“El Gobierno entero debería cerrar”, dijo hoy AmonopND mientras una llovizna caía sobre los jóvenes congregados en McPherson Square, a cuatro cuadras de la Casa Blanca. “Este Congreso quiere cortar los fondos al Seguro Social, a Medicare”.

“Estos no son privilegios, son derechos que la gente se ha ganado con su trabajo”, añadió.

Rachel LaForest, directora ejecutiva de la Alianza Derecho a la Ciudad, que realiza su convención nacional en Boston, explicó a su vez que las marchas son contra “la avaricia y los préstamos usurarios de los bancos, y el aumento de las ejecuciones hipotecarias en las comunidades urbanas”.

El presidente de la central sindical estadounidense AFL-CIO, Richard Trumka, sostuvo que “Wall Street está fuera de control y, a veces, el único recurso que queda es largarse a la calle y llamar la atención sobre los problemas reales”.

Trumka estará la semana próxima en Washington junto con miembros demócratas del Congreso y dirigentes de otros grupos que se definen como “progresistas”, y especulan con la idea de “American Dream”, una presión desde la izquierda para que el presidente Obama cumpla algunas de sus promesas.

“American Dream” es una campaña iniciada por el ambientalista y exfuncionario de la Casa Blanca Van Jones, quien propuso una amplia alianza de movimientos “progresistas” para contrarrestar al movimiento ciudadano y conservador Tea Party.

Los activistas, entre los cuales se cuenta Robert Reich, quien fue secretario de Trabajo en el Gobierno de Bill Clinton, discutirán durante tres días la estrategia de “la izquierda” para las elecciones de 2012.

Otros grupos militantes, convocados por la Red Nacional de Acción del activista negro Al Sharpton, han organizado una demostración para el 15 de octubre en respaldo del plan del presidente Obama, por 447.000 millones de dólares, para la creación de empleos.

Aunque Sharpton todavía respalda plenamente a Obama, dijo que “ese día marcharemos por las calles todos los que creemos que es necesario elevar el tono de voz por quienes hasta ahora han sido marginados en el debate nacional”. EFE