Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rubalcaba urge al PSOE a rebelarse contra la derrota que avanzan los sondeos

El candidato del Partido Socialista (PSOE) a la presidencia del Gobierno de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió hoy a sus correligionarios que no se “resignen” ante los pronósticos de derrota en los comicios generales del 20 de noviembre que aventuran las encuestas y les animó a “no dejarse ganar”.


Publicidad

Rubalcaba clausuró en Madrid tres días de conferencia política del PSOE dedicados a perfilar las propuestas de su candidatura para las elecciones generales, en las que los sondeos colocan como favorito al opositor Partido Popular (PP) con más de 15 puntos de ventaja.

En presencia del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y del ex presidente Felipe González, Rubalcaba cerró el cónclave socialista destacando la trascendencia de la cita electoral porque de ella, dijo, debe salir el gobierno que decida el modelo de país que tendrá España una vez que supere la crisis económica.

“No busquéis en mí ni resignación, ni nostalgia, ni melancolía”, dijo el candidato socialista ante la cita con las urnas, y agregó: “Ésta es nuestra batalla, la de hoy y la del 20 de noviembre, y la tenemos que dar confiando en los ciudadanos”.

Su análisis de la encrucijada actual en la que están España, Europa y el mundo en general es que la crisis se puede superar avanzando hacia un mundo mejor, más justo, más democrático, más solidario, que son, recalcó, los valores que siempre han defendido los socialistas.

El candidato del PSOE insistió en la necesidad de crear empleo, y en la defensa de los servicios públicos esenciales, como la sanidad y la educación, y en este punto pidió a los socialistas despojar de “la careta” al PP y dejarle sin argumentos cuando diga que la sanidad y la educación pública no se pueden financiar.

Entre las medidas más destacadas debatidas por la conferencia del PSOE figura la propuesta de Rubalcaba de aumentar un 10 por ciento los impuestos al tabaco y al alcohol -excepto el vino y la cerveza- para garantizar el sostenimiento del sistema sanitario público.

Junto a ello, la supresión de las desgravaciones fiscales a las empresas de la sanidad privada.

Además, Rubalcaba proclamó que es partidario de desbloquear las listas electorales, de modo que el elector podría marcar un determinado número de candidatos, que no tendría por qué ser en el orden establecido por cada partido ni elegir al cabeza de lista designado por cada fuerza política.

También estimó la posibilidad de crear una circunscripción en el Senado -la Cámara Alta del Parlamento- para otorgar representación a los emigrantes españoles y de obligar a las grandes empresas a que incluyan más mujeres en sus consejos de administración.

Además, la Conferencia Política socialista debatió que si gana las elecciones recuperará las leyes de igualdad de trato y la de muerte digna -cuya tramitación quedó pendiente por el adelanto electoral- al entender que ambas normas suponen una culminación del compendio normativo de legislación social promovido por el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Con respecto a los derechos sociales, fue planteada la necesidad de que estos sean recogidos con la máxima protección constitucional, que sean garantizados por ley y que no dependan de los “vaivenes presupuestarios” o de la ideología del gobierno de turno.

La reunión socialista que terminó hoy reivindicó los logros del Gobierno de Zapatero y denunció de forma “muy contundente” los recortes de los servicios públicos, de la privatización “encubierta” de la sanidad y de todo aquello que supone la progresiva destrucción de los principios del estado del bienestar.

La legislatura 2008-2012, acortada por la convocatoria anticipada de elecciones generales, termina en medio de una crisis económica en la que el desempleo afecta a casi cinco millones de personas y después de que el Gobierno se viese obligado a adoptar diversas medidas de austeridad.

Los resultados del último sondeo, publicado hoy, dan al PP una ventaja de 15,6 puntos sobre el PSOE en la intención de voto.

Esta encuesta, realizada entre los días 27 y 30 de septiembre pasado para el diario “El Mundo”, dice que mientras el PP obtendría el 47,4 por ciento de los votos, el PSOE lograría el 31,8 por ciento. EFE