Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Egipcios salen de nuevo a votar entre acusaciones de abusos

EL CAIRO (AP) — Islamistas y liberales intercambiaron este jueves acusaciones de abusos en la segunda ronda de las primeras elecciones parlamentarias realizadas en Egipto tras la caída de Hosni Mubarak mientras los electores salen a votar en la mayoría de las zonas rurales del país.


Publicidad

La mayoría de los reportes acusaban a las autoridades electorales de las casillas de llenar las papeletas para sufragar en lugar de que lo hicieran los ancianos o los electores confundidos. Si se confirma como patrón, los reportes podrían arruinar la credibilidad de la que hasta ahora ha sido la elección más justa y libre jamás realizada en Egipto.

Dos alianzas encabezadas por islamistas ganaron casi 70% de los escaños legislativos en la primera ronda del 28 y 29 de noviembre, de acuerdo con un conteo compilado por The Associated Press a partir de resultados oficiales.

Un hombre muestra su dedo entintado después de votar

Las fuerzas seculares y liberales que en su mayor parte impulsaron las revueltas que derrocaron a Mubarak no han logrado convertir este logro en una victoria en las urnas.

Se descarta que la segunda ronda de votaciones, realizada miércoles y jueves en nueve provincias, y una tercera que se efectuará en enero alteren drásticamente el resultado e incluso podrían fortalecer a los islamistas. Las zonas rurales en Egipto son tradicionalmente más conservadoras y algunas son bastiones islamistas.

Las elecciones llevarán a la formación de un Parlamento, el cual en teoría tendrá la tarea de elegir una asamblea de 100 miembros para elaborar la nueva Constitución del país. Los liberales temen que un Parlamento encabezado por los islamistas pueda derivar en una Constitución islamista, colocando al nuevo Egipto en el camino de más fundamentalismo religioso.

Los Hermanos Musulmanes, que encabezan las encuestas, y una alianza de jóvenes partidos liberales han presentado quejas, diciendo que las autoridades en varios centros de votación estaban “indicando a los electores por quién votar”.