Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juez colombiano ordena captura del comisionado de paz de Uribe

Bogotá,  (EFE).- Un juez colombiano emitió una orden de detención contra Luis Carlos Restrepo, alto comisionado para la paz durante el Gobierno de Álvaro Uribe, tras certificarse que el exfuncionario abandonó el país en medio de una investigación en su contra por una supuesta falsa desmovilización de guerrilleros.


Publicidad

Una fuente de la Fiscalía General confirmó hoy a Efe que la orden de detención fue proferida por el juzgado de garantías número 68 de Bogotá.

Restrepo sería así el segundo antiguo alto funcionario de Uribe (2002-2010) investigado por la justicia y que se refugia en otro país, después de que María del Pilar Hurtado, exdirectora de la central de inteligencia, recibiera asilo en Panamá en 2010.

La Fiscalía General tiene previsto hoy imputar cargos por el delito de peculado a Restrepo, después de que el jueves pidiera su detención “por no cumplir con las citaciones judiciales” que se le habían hecho dentro del proceso que se le sigue.

Y es que, además de desoír las convocatorias judiciales, el excomisionado de paz abandonó Colombia hace un mes con destino a Washington, confirmó el director nacional de Fiscalías, Néstor Armando Novoa.

Y agregó que a pesar de que Restrepo había dicho estar dispuesto a afrontar la justicia, “su salida del país apunta a que busca evadirla”.

Durante una larga discusión previa que ha dilatado que se dé paso a la audiencia de imputación de cargos, el fiscal del caso, Francisco Javier Villarreal, criticó duramente la ausencia de Restrepo. El fiscal Villarreal afirmó que “de manera olímpica, de manera folclórica podemos decir, de una manera irreverente ante la Justicia, (Restrepo) tomó la decisión de irse del país”.

Restrepo afronta junto a dos militares y otras siete personas un proceso por la falsa desmovilización en 2006 de 62 supuestos guerrilleros del llamado frente Cacica Gaitana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la población de Alvarado (suroeste).

Entre los infiltrados en ese desarme estaba el narcotraficante Alberto Rojas, quien de esa manera se acogió a los beneficios que otorgaba la ley a los guerrilleros desmovilizados. El resto de desmovilizados eran mendigos a quienes los que organizaron ese operativo les entregaron ropa guerrillera y armas falsas. EFE

jgh/cav

Sitio web imagen: colombia.com