Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Soldados matan a siete presuntos sicarios en México

Al menos siete presuntos sicarios fueron abatidos por soldados mexicanos tras repeler una agresión de los primeros en Nuevo Laredo, urbe mexicana localizada en la frontera con Texas (EE.UU.), informó este miércoles una fuente oficial.


Publicidad

En un comunicado la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) indicó que el pasado 18 de marzo, cuando se realizaba un reconocimiento terrestre sobre la carretera que comunica a Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas, con Piedras Negras, en el de Coahuila, los militares fueron agredidos por varios individuos armados.

Fue entonces cuando los soldados repelieron la agresión y contestaron con disparos a los presuntos sicarios.

En el enfrentamiento fallecieron siete de los agresores y además fueron detenidos otros tres.

A los delincuentes se les logró decomisar 7 armas, 47 cargadores de distintos calibres, 973 cartuchos y dos vehículos.

Los detenidos, los cadáveres de los occisos y las armas y munición asegurados fueron puestos a disposición de las autoridades mexicanas para investigar los hechos.

En los últimos días las fuerzas federales han sostenido diversos enfrentamientos con delincuentes en los estados de Tamaulipas y Coahuila, fronterizos con Estados Unidos, y ha detenido a algunos jefes de los grupos criminales que operan en Nuevo Laredo.

El 14 de marzo pasado el Ejército mexicano anunció la captura de Carlos Alejandro Martínez Escobedo, alias “El Fabiruchis”, presunto jefe de la organización criminal de Los Zetas en Nuevo Laredo.

La semana pasada esa urbe sufrió violentos enfrentamientos entre grupos criminales y Fuerzas Federales desplegadas en la zona.

Nuevo Laredo, ciudad vecina a Laredo (Texas, EE.UU.), se localiza en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, uno de los más afectados por la violencia derivada de la acción de los grupos criminales en México. EFE