Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Diarios colombianos piden libertad inmediata de reportero francés

BOGOTA (AP) — El gremio de los periódicos colombianos demandó este jueves la liberación inmediata de un reportero francés quien según el gobierno del presidente Juan Manuel Santos está cautivo por las FARC.


Publicidad

Los periódicos afiliados a Andiarios exigen respetar la vida e integridad del periodista francés Romeo Langlois y reclaman su liberación inmediata“, dijo la Asociación Colombiana de Editores de Diarios y Medios Informativos (Andiarios) en un aviso publicado en los principales periódicos del país hoy, día mundial de la libertad de prensa.

Andiarios, gremio surgido en los años 60 y que actualmente agrupa a medio centenar de periódicos del país, agregó que “atacar a un periodista es silenciar la verdad“.

“Sólo una sociedad bien informada garantiza una sociedad libre”, añadió Andiarios en su aviso, que muestra una foto de Langlois sentado en un restaurante, hablando por celular y escribiendo en un cuaderno.

Directivos de Andiarios no atendieron de inmediato llamados de The Associated Press para conocer más detalles.

Langlois, de 35 años, es un colaborador independiente de la televisora France 24 y el diario Le Figaro.

El 28 de abril Langlois acompañaba a unidades del ejército y la policía nacional en operativos contra laboratorios de procesamiento de cocaína en el departamento de Caquetá –unos 390 kilómetros al suroeste de Bogotá– cuando se desataron combates con unidades de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en los que murieron tres militares y un policía.

Langlois, que tiene más de una década radicado en Colombia, fue dado por desaparecido hasta que el 30 de abril el presidente Santos aseguró que el gobierno tenía “claros indicios” de que el periodista francés estaba en poder de las FARC.

La jefatura rebelde no ha comentado el caso del periodista francés, cuya liberación ha sido demandada por organismos que van desde la Unión Europea y grupos no gubernamentales de prensa hasta la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).