Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hollande y Cameron piden actuar para poner fin a la represión en Siria

París, 28 may (EFE).- El presidente francés, François Hollande, y el primer ministro británico, David Cameron, mantuvieron hoy una conversación telefónica en la que acordaron actuar juntos para incrementar la presión contra el presidente sirio, Bachar Al Asad, y convocar una reunión en París del grupo de amigos del pueblo sirio.


Publicidad

La masacre de Houla “ilustra de nuevo el peligro de las acciones del régimen de Al Asad contra la población”, indicaron en el comunicado difundido por el Elíseo, en el que no se precisa la fecha de ese encuentro.

En esa nota sí destacaron, en cambio, que ante el desprecio de ese Ejecutivo contra el alto el fuego decretado en el país, se debe actuar para poner fin “a la sangrienta represión” contra la población, “que aspira a la libertad y a la democracia”.

En la reunión del llamado “Grupo de amigos del pueblo sirio” que se mantuvo el pasado abril también en la capital gala, se había denunciado precisamente que el régimen no estaba cumpliendo el alto el fuego, y se había solicitado reforzar la misión de observación en Siria con “varios centenares de hombres y medios aéreos”.

Los dos mandatarios reiteraron en esta ocasión su apoyo a la misión del enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, y exigieron que cuente con los medios necesarios para poder llevar a cabo el trabajo que se le ha confiado “en circunstancias muy difíciles”.

“La locura mortífera del régimen de Damasco representa una amenaza para la seguridad regional y sus responsables deberán responder de sus actos”, añadieron Hollande y Cameron, según los cuales “a todo el mundo le interesa que haya una transición democrática ordenada que responda a las aspiraciones de la población”.

El presidente galo y el primer ministro británico hicieron hincapié igualmente en que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe seguir movilizado y apoyar la misión de Annan”, que hoy llegó a Damasco en un intento por salvar su plan de paz.

Dicho plan, en vigor desde el 12 de abril, exige a las partes el fin inmediato de la violencia y de las violaciones de los derechos humanos, así como asegurar el acceso de personal humanitario al país, facilitar la transición hacia la democracia, el inicio del diálogo político y, entre otros, permitir el acceso de la prensa.

Según los últimos datos de la ONU, desde marzo de 2011 han muerto más de 10.000 personas por la violencia y unas 230.000 se han desplazado, una situación que, según el comunicado, Hollande abordará este viernes con el presidente ruso, Vladímir Putin, en la reunión que ambos van a mantener en el Elíseo. EFE