Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tony Blair comparece en pesquisa de espionaje telefónico

LONDRES (AP) — El ex primer ministro británico Tony Blair dijo este lunes que nunca desafió a la influyente prensa británica porque hacerlo hubiera puesto a su administración en una guerra interminable y devastadora políticamente.


Publicidad

Blair dirigió Gran Bretaña de 1997 a 2007, y su gobierno laborista ha sido criticado por muchos, incluyendo algunos ex aliados de Blair, por presumiblemente haber sido muy cercano a los más poderosos periódicos del país.

Blair, quien habló bajo juramento en una investigación sobre la ética en los medios de comunicación, dijo que el meollo del asunto no era que él y la élite periodística británica estaban muy cómodos, sino que él tuvo que manejarlos con cuidado.

“Uno estaba en una posición en la que debes lidiar con personas muy poderosas que tienen un gran impacto en el sistema político”, explicó Blair. “Si se ponen en tu contra, absolutamente se van con todo en tu contra“.

El testimonio de Blair fue brevemente interrumpido cuando una persona irrumpió en un corredor resguardado detrás del líder del interrogatorio el juez Brian Leveson y gritó: “Este hombre debería de ser arrestado por crímenes de guerra”, antes de ser retirado del recinto.

Leveson, irritado, dijo que él investigaría cómo es que el hombre había podido llegar hasta ahí.

El período de Blair en el poder fue marcado por una relación contenciosa con la prensa del país, particularmente después de su poco popular decisión de invadir Irak junto con el entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush.

Pero también estuvo marcada por una inusual cálida relación entre el ala izquierdista del Partido Laboral y Rupert Murdoch de News Corp., una compañía cuyas propiedades incluyen el populista diario The Sun y la televisora de derecha Fox News.

Blair se convirtió en padrino de uno de los niños de Murdoch y su gobierno fue acusado por varios colegas de estar demasiado cerca del magnate de los medios para su bienestar.

Blair dijo que Murdoch fue apenas uno de varios magnates de los medios que hubieran podido hacerle la vida imposible de no haber estado contento con la postura que tomara. Blair, cuyo gobierno fue criticado frecuentemente por intentar manipular o intimidar a los medios, dijo que lo que intentaba hacer era esquivar el poder periodístico.

http://www.youtube.com/watch?v=nXOCn0jPa2k