Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Intensos combates en Damasco. Tropas de Al Asad recuperan un barrio

DAMASCO (AP) — Las tropas leales al gobierno sirio apoyadas con tanques desalojaron el viernes a los rebeldes de un vecindario de Damasco donde algunos de los combates más encarnizados de la semana en la capital dejaron vehículos destrozados y cadáveres de insurgentes en las calles.


Publicidad

Más de 300 personas murieron el jueves, dijeron activistas, al tiempo que las fuerzas armadas gubernamentales intentan recuperar terreno luego del audaz atentado con explosivos del miércoles contra altos mandos del gobierno del presidente Bashar Assad.

El jefe de la seguridad nacional, el general Hisham Ikhtiyar, falleció el viernes a causa de las heridas que sufrió en el atentado ocurrido durante una reunión de alto nivel sobre seguridad en Damasco, informó la televisión estatal. El general Ikhtiyar es el cuarto miembro del círculo íntimo del presidente que muere por la explosión.

El ataque del miércoles fue un resonante golpe a Assad, por la muerte de su ministro de defensa y de su influyente cuñado junto con otro funcionario de seguridad, todos elementos fundamentales en la dirección de las operaciones contra el levantamiento antigubernamental.

El atentado, los seis días de enfrentamientos sostenidos en vecindarios cercanos al centro de la capital y la caída de varios puestos fronterizos en manos de los rebeldes muestran un aparente debilitamiento del poder de Assad en medio de la revuelta que comenzó en marzo de 2011 con protestas pacíficas que devinieron en un grave conflicto cuando la oposición tomó las armas.

Las tropas del régimen recuperaron el viernes el control del distrito de Midan en el sector sur de Damasco y de inmediato llevaron a periodistas para demostrarlo. Pero los rebeldes lanzaron nuevos ataques en otros distritos de la capital, afirmaron los activistas.

Los combates se han intensificado mientras los musulmanes comenzaron en gran parte del mundo la conmemoración anual del ayuno por el Ramadán.

Los enfrentamientos, con la participación de soldados con tanques, helicópteros y morteros, han convertido a varias partes de Damasco en zonas de combate, de las que huyen miles de familias sirias en vehículos atestados que crean un tráfico continuo hacia la frontera con el Líbano.

El activista Khaled al-Shami, contactado vía Skype en Damasco, afirmó que los rebeldes decidieron en la madrugada del viernes un retiro “táctico” para evitar que la población civil sufra nuevos bombardeos luego de cinco días de duros enfrentamientos entre los combatientes opositores y las fuerzas del régimen.

Un periodista de Associated Press, participante en el recorrido por Midan, vio escenas de destrucción con decenas de vehículos dañados o quemados y tiendas con vidrios rotos. Los cuerpos de al menos seis jóvenes yacían en una calle.

Varias calles estaban cubiertas de basura, había tiendas cerradas y las calles estaban casi desiertas.

Los activistas informaron que 310 personas fueron muertas el jueves por la violencia en varias partes del país, en lo que fue el día más sangriento de los combates desde que comenzó la revuelta.

La cifra incluye a 93 soldados gubernamentales, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, asentado en Gran Bretaña. Otro grupo activista, Comités Locales de Observación, afirmó que 217 civiles murieron el jueves.

Los datos de las víctimas no pueden ser verificados en fuentes independientes debido a las rigurosas restricciones a los periodistas en Siria.

http://www.youtube.com/watch?v=hO8gdYhYpdY