Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El tifón Tembin amenaza con regresar a Taiwán

TOKIO (AP) — El tifón Tembin, que azotó el sur de Taiwán la semana pasada antes de salir al mar, parecía regresar este lunes y volver a golpear la isla y otras cercanas de Filipinas, dijeron los meteorólogos.


Publicidad

El esperado retorno del meteoro viene después de otra tormenta, a unos 1.200 kilómetros (750 millas) al noreste, el tifón Bolaven, que azotó la isla japonesa de Okinawa y dejó cinco personas heridas y a 66.500 hogares sin electricidad el lunes por la tarde, aunque hizo menos daño del que se temía antes de moverse al norte en el Mar Oriental de China.

Bolaven podría afectar mañana las áreas costeras de Corea del Sur, dijeron funcionarios meteorológicos.

La Oficina Meteorológica Central de Taiwán pronosticó que Tembin tocará tierra el martes temprano en el mismo sitio del sur de Taiwán donde ya dejó más de 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia hace tres días.

Tembin, que tiene vientos de unos 119 kilómetros (75 millas) por hora, probablemente bordeará la costa oriental de Taiwán antes de moverse al norte hacia China continental, dijeron las autoridades.

En Manila, la agencia meteorológica de Filipinas volvió a emitir alertas por tifón entre los residentes y pescadores a causa de Tembin, que azotó el archipiélago durante el fin de semana. Se pidió que los botes pesqueros en el norte no se aventuren al mar mientras que los navíos más grandes fueron advertidos de posibles olas gigantes y lluvias fuertes.

Aunque es improbable que el vórtice de Tembin toque tierra en Taiwan, el meteorólogo filipino Manny Mendoza dijo que las nubes de 600 kilómetros (375 millas) de ancho que lo acompañan podría intensificar las lluvias monzónicas y dejaría fuertes vientos y tormentas eléctricas en el norte del país, ya pasado por agua.

A su vez, funcionarios en Okinawa se mostraron aliviados de que Bolaven, considerada la tormenta más fuerte que ha azotado las costas del sur de Japón en muchos años, hubiera sido más débil de lo esperado.