Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nueva Orleans, desolada, espera al huracán Isaac

La calle Bourbon casi desértica ante la amenaza de que el huracán Isaac alcance la región, en Nueva Orleans, EE.UU hoy, martes 28 de agosto de 2012. El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, ha declarado el estado de emergencia. Hace casi siete años, el huracán Katrina mató a 1.800 personas y obligó a miles de personas a desplazarse de sus viviendas. Isaac se convirtió este martes en un huracán de categoría uno frente a la costa norte del Golfo de México, donde se prevé que llegue esta noche o mañana.


Publicidad

Así lo anunció hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., que detalló que un avión de reconocimiento ha detectado que los vientos máximos sostenidos de Isaac se han incrementando hasta alcanzar los 120 kilómetros por hora.

Isaac avanza a unos 17 kilómetros por hora hacia el noroeste (310 grados), ligeramente más enderezado hacia el norte que en las últimas horas, lo que mantiene en máxima alerta a las zonas costeras del estado de Misisipi y del este de Luisiana, incluida Nueva Orleans. El Centro Nacional de Huracanes agregó que Isaac podría ganar más fuerza antes de que su vórtice toque tierra en la costa pantanosa de Luisiana suroriental.

Había refugios abiertos para quienes prefirieron quedarse o no tuvieron oportunidad de escapar al norte. Con la excepción de algunas áreas bajas, las autoridades no han ordenado evacuaciones masivas.

En Houma, una ciudad al sudoeste de Nueva Orleáns, la gente llenó un auditorio municipal convertido en refugio. Simon y Crystal Naquin llegaron allí con sus hijos adolescentes porque la casa rodante en la que viven está en una zona propensa a inundaciones, entre un canal de navegación y la parte baja de Bayou Caillou.

Naquin Simon dijo que subestimada los huracanes cuando era joven, pero que dejó de hacerlo cuando vio los daños causados por los huracanes Andrew, Katrina y Rita.

“Ahora que tengo hijos, he visto demasiado como para decir, ‘Me quedo”’, dijo Naquin, quien compartía un colchón inflable individual con su esposa, mientras que sus hijos los acompañaban en medio de una pila de mantas y un alijo de botellas de agua y alimentos.

Los meteorólogos advirtieron que Isaac es tan grande que sus efectos podrían llegar a 320 kilómetros (200 millas) de su centro. El agua que la acompaña puede ser peor que el viento, ya que le meteoro podría inundar las costas bajas de Luisiana, Mississippi, Alabama y el noroeste de Florida.

El CNH prevé que el frente toque tierra esta noche o mañana en algún lugar del área en máxima alerta, en la que está incluida Nueva Orleans, donde mañana se cumplirán siete años del azote del devastador huracán Katrina, el más costoso y letal de la historia de Estados Unidos.

Allí, su alcalde, Mitch Laudrieu, pidió hoy a la gente que desista ya de abandonar la ciudad y ultime con rapidez todos los preparativos para hacer frente a Isaac.

* Con reportes de EFE y AP. Foto EFE/Skip Bolen

Isaac, cuando era todavía tormenta tropical, la mañana del martes 28.

Una larga fila de vehículos congestiona un tramo de la autopista interestatal 10 en dirección a Baton Rouge, mientras muchos residentes abandonan la zona de Nueva Orleáns en anticipación a la llegada de Isaac, que se convirtió este martes en un huracán de categoría uno frente a la costa norte del Golfo de México, donde se prevé que llegue esta noche o mañana. Foto AP/Gerald Herbert.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=mj-m06OoeTQ[/youtube]