Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Isaac pierde intensidad y se convierte en tormenta tropical

El huracán Isaac perdió intensidad este miércoles y se transformó de nuevo en tormenta tropical al bajar sus vientos máximos sostenidos a 110 kilómetros por hora, pero sigue arrojando torrenciales lluvias en Luisiana y Misisipi que han ocasionado inundaciones severas.


Publicidad

Isaac se ha debilitado a tormenta tropical, todavía pueden ocurrir peligros de marejada ciclónica y amenazas de inundaciones por las fuertes lluvias“, alertó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. en su boletín de las 18h00 GMT.

Los meteorólogos pronostican que el sistema tropical continuará debilitándose durante las próximas 48 horas mientras se desplaza sobre tierra.

El centro de Isaac se encontraba cerca de los 29,8 grados de la latitud norte y 90,9 grados de la longitud oeste, a 80 kilómetros al oeste-suroeste de Nueva Orleans y a 90 kilómetros al sur-sureste de Baton Rouge, en Luisiana.

Sigue moviéndose lentamente a 9 kilómetros por hora hacia el noroeste y se espera que gire hacia el norte-noroeste el jueves y en esta trayectoria se adentrará aún más en Luisiana hoy y mañana para luego proseguir hacia el sur de Arkansas el viernes.

Se mantiene vigente un aviso de tormenta tropical para Luisiana y la frontera entre Alabama y Florida.

El CNH enfatizó que aunque Isaac ya no es un huracán, las personas deben mantenerse atentas a su paso por las severas condiciones del clima que está generando al desplazarse muy lentamente.

Mientras un huracán o una tormenta se mueve a menor velocidad, mayor cantidad de lluvia arroja a su paso, dijo a Efe el meteorólogo del CNH, Lixion Avila.

“La lluvia está relacionada con la velocidad en que se mueve el sistema tropical, y este se desplaza muy lento a 9 kilómetros por hora. Cuando se mantiene en un lugar, más lluvia cae en ese sitio”, precisó a Efe.

Isaac, que tocó tierra anoche en el sureste de Nueva Orleans como huracán categoría 1, está arrojando intensas lluvias sobre el sureste de Luisiana y el sur de Misisipi que ya han ocasionado inundaciones.

La fuerte marejada ciclónica impulsada por los vientos puede elevar el nivel del agua hasta un máximo de 3 metros en Misisipi y el sureste de Luisiana, según las proyecciones del CNH.

“Ellos están recibiendo lo peor del sistema tropical: mucha lluvia, ráfagas fuertes de viento y las costas marejadas fuertes también. Cuando esto pase, posiblemente en uno o dos días, probablemente haya muchos daños”, precisó a Efe Avila.

En la mañana de hoy se reportó una marejada de 2,4 metros en Shell Beach, Luisiana, y en Waveland, en Misisipi.

En Plaquemines (Luisiana) las inundaciones son severas y el presidente de ese distrito, Billy Nungesser, dijo que tienen reportes de personas que se encuentran en los techos y áticos de sus casas en zonas con 3 y 4 metros de agua. EFE