Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

A oscuras, Nueva York vive “una historia de horror”

La supertormenta Sandy tocó el lunes la costa de Nueva Jersey con vientos de unos 130 kilómetros (80 millas) por hora y arrastró una oleada récord de casi 4 metros (13 pies) de agua de mar a la ciudad de Nueva York, lo que amenaza el metro y los sistemas eléctricos de Wall Street. Al menos 10 personas han muerto en Estados Unidos a causa de una tormenta que suspendió las campañas presidenciales una semana antes de las elecciones.


Publicidad

Sandy dejó sin energía eléctrica al menos a 3,1 millones de personas a lo largo de la costa nororiental del país, y la compañía eléctrica de Nueva York dijo que amplias secciones de Manhattan quedaron en penumbras. El agua presiona a la isla desde tres frentes.

Justo antes de que el vórtice alcanzara tierra, la tormenta perdió su estatus de huracán, pero la distinción es meramente técnica, con base en su forma y temperatura interna. Aún tiene vientos con la potencia de un huracán y los meteorólogos fueron cuidadosos al advertir que es igual de peligrosa para los 50 millones de personas que están en su camino.

A medida que se acercaba, Sandy azotó las grandes ciudades del corredor nororiental —Washington, Baltimore, Filadelfia, Nueva York y Boston— con lluvias y ráfagas de más de 137 kilómetros (85 millas) por hora.

Fuerte oleaje en Shinnecock Hills, Nueva York.

También se combinó con un sistema de clima frío que venía del occidente que la convirtió en una supertormenta peligrosa, un híbrido monstruoso que consiste no sólo de lluvia y fuertes vientos, sino también de nieve.

Sandy golpeó tierra a las 8 de la noche a unos 8 kilómetros (5 millas) de Atlantic City, donde barrió el famoso paseo de la ciudad frente a la costa. El océano creció casi 4 metros (13 pies) en la punta sur de Manhattan, anunciaron las autoridades.

En un intento por reducir los daños de la tormenta, la principal compañía eléctrica de la ciudad de Nueva York cortó el servicio a 6.500 clientes en el área sur de Manhattan, donde se encuentra Wall Street. Pero una porción aún más grande de la ciudad se vio golpeada por apagones causados por las inundaciones y las explosiones de transformadores.

El nivel de la crecida de las aguas ha llegado a los 11,25 pies ó 3,4 metros en el área de Battery Park, al sur de Manhattan, con lo que ha batido el récord de 1821.

Esa histórica subida del nivel del mar en el corazón financiero de la Gran Manzana ha provocado que se puedan ver coches flotando en el área de Wall Street, ya que las aguas del Hudson y el East River han inundado partes costeras de la isla y han llegado a entrar hasta zonas no afectadas por las evacuaciones obligatorias, como el Upper East Side.

El Servicio Oceanográfico Nacional ha detectado oleaje de hasta cuatro metros de altura en Kings Point (NuevaYork), Battery (Nueva York) y Sandy Hook (Nueva Jersey), al tiempo que en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York se detectaron vientos de 118 kilómetros por hora.

La grúa del One57

Los fuertes vientos huracanados de “Sandy” también han ocasionado que la fachada de una casa baja del barrio de Chelsea colapsara hasta dejar a la vista sus apartamentos, así como doblar completamente una parte de la grúa que construye el rascacielos de apartamentos de lujo One57, muy cerca del Central Park.

Las aerolíneas cancelaron más de 12.000 vuelos, lo que ha alterado los planes de viajeros en todo el mundo, y el costo de los daños que puede causar la tormenta se ha estimado entre 10.000 millones y 20.000 millones de dólares, lo que significa que podría ser uno de los desastres naturales más costosos en la historia del país.

El presidente Barack Obama y el contendiente republicano Mitt Romney cancelaron sus apariciones de campaña en el último tramo de la contienda, cuando apenas resta una semana antes de las elecciones. El presidente comprometió ayuda gubernamental de la Casa Blanca a todos los estados que estén en la trayectoria de la tormenta.

“Cuando les piden evacuar, necesitan evacuar”, dijo. “No posterguen, no detengan, no cuestionen las instrucciones que se les dan, porque esta es una tormenta poderosa”.

Previamente, el presidente declaró estado de emergencia en Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania, autorizando que la ayuda federal comience a trabajar antes de tiempo. El mandatario permaneció en Washington luego de cancelar un acto de campaña en Florida.

Los principales mercados financieros de Estados Unidos, incluyendo la Bolsa de Nueva York, el Nasdaq y el CME Group en Chicago, anunciaron un inusual cese de operaciones el lunes. Tampoco hubo labores en la sede de Naciones Unidas.

“Viví en Miami durante 20 años, viví muchos huracanes, nunca antes había visto algo como Sandy. Esta es una historia de horror”, comentaba Larry King, un célebre presentador de noticias de la cadena CNN en su cuenta de Twitter.

Sandy dejó 69 personas muertas en el Caribe antes de pasar por el Atlántico.

Video vinculado:

https://www.youtube.com/watch?v=sgM2irDsLaM

n grupo de personas observa un muelle inundado por efecto del Huracán Sandy en Rockaway Beach, Nueva York. JUSTIN LANE (EFE)