Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

OIEA sale de Irán tras buscar aclarar dudas sobre programa nuclear

Teherán, 13 dic (EFE).- Representantes de Irán y del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) volverán a reunirse el próximo 16 de enero en Teherán, tras el encuentro que han mantenido hoy en la capital iraní para aclarar dudas pendientes respecto al programa nuclear de ese país.


Publicidad

Ante los periodistas locales, el embajador de Irán ante el OIEA, Ali Asghar Soltanieh, agregó que, en el encuentro de hoy, se han hecho “progresos provechosos y constructivos”, según los medios iraníes, que no dan más detalles.

Una misión técnica de siete miembros del OIEA, encabezada por Herman Nackaerts, inspector jefe de Desarme del organismo, se reunió hoy con representantes iraníes en Teherán, sin que se haya informado de lo tratado en el encuentro.

La misión del OIEA, que ha visitado Teherán cuatro veces en este año, una de ellas encabezada por su secretario general, Yukiya Amano, regresó a Viena sin haber hecho declaración alguna en la capital iraní.

Antes de viajar a Irán, Nackaerts dijo ayer que esperaba poder entrar en la base militar de Parchín (sureste de Teherán), que el OIEA pretende inspeccionar desde hace un año, aunque no se trata de un lugar estrictamente nuclear, pero no se ha informado de que su programa incluyera esa visita.

Irán ha apuntado que, si se acuerda un plan de inspecciones entre Teherán y el OIEA, podrán entrar en Parchín, pero hoy, tanto la agencia estudiantil iraní, Isna, como la televisión oficial en inglés, PressTV, indicaron que el programa de la misión de OIEA no incluía “ninguna visita a instalaciones o centros nucleares”.

Mientras los enviados del OIEA estaban en Teherán, el portavoz de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, Husein Nagavi Huseini, volvió a acusar al organismo de la ONU de actuar por motivaciones “políticas” en lugar de con “criterios legales y técnicos”.

“En lugar de basarse en la información de sus inspectores para sus informes, la Junta de Gobernadores del OIEA utiliza noticias sin fundamento suministradas por fuentes no fiables, como los servicios de espionaje occidentales y sionistas (israelíes)”, indicó Huseini en declaraciones difundidas por PressTV.

Huseini concluyó que, mientras el OIEA “persista en su postura política y no técnica”, las visitas de los inspectores del organismo a Irán, como la realizada hoy, “es improbable que den resultados positivos”.

Una fuente diplomática europea dijo hoy a Efe en Teherán que hay “pocas esperanzas de que esta reunión tenga más efectos que las anteriores”, en las que no hubo resultados palpables.

Esta visita del OIEA se produce mientras se espera que se fije la fecha para un próximo encuentro entre Irán y las potencias del Grupo 5+1 para tratar de llegar a un acuerdo global sobre la cuestión nuclear iraní.

La impresión que la misión del OIEA haya sacado del encuentro puede ser importante para fijar la fecha y las actitudes de las partes en la prevista reunión de representantes de Irán con los de China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania, que forman el G5+1, que ambas partes han dicho que quieren que sea “cuanto antes”

Acerca de la negociación con el G5+1, la fuente diplomática agregó que, si no hay acercamientos por alguna de las partes y en concreto por parte de las grandes potencias, “es difícil avanzar”.

Además, el G5+1 tampoco es un bloque unitario, recordó el diplomático, ya que China y Rusia son contrarios a imponer más sanciones y proclives a relajar las posiciones, mientras Estados Unidos, Reino Unidos, Francia y Alemania mantienen unas exigencias inamovibles y están dispuestos a endurecer las sanciones a Irán.

Un factor que también condiciona las negociaciones nucleares es la elección presidencial en Irán, prevista para junio próximo, a la que el actual gobernante, Mahmud Ahmadineyad, alejado del líder supremo, ayatolá Ali Jameneí, y acosado por el Parlamento, no podrá presentarse al haber agotado sus dos periodos constitucionales.

Con un Gobierno privado de capacidad de actuación, es difícil que las autoridades iraníes den nuevos pasos y adopten decisiones en materia nuclear sin conocer el nuevo Ejecutivo, máxime con un líder supremo y un legislativo ultraconservadores y muy suspicaces ante cualquier acercamiento o acuerdo con Occidente. EFE

* Foto difundida por MSN Noticias