Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU condena enérgicamente toma de Al Quseir por parte de régimen sirio

Washington, 5 jun (EFE).- El Gobierno de EE.UU. condenó hoy “enérgicamente” la toma del control de la estratégica localidad de Al Quseir, fronteriza con el Líbano, y reiteró que el régimen sirio tiene la obligación de permitir el acceso de grupos humanitarios en la zona.


Publicidad

El ataque y toma de Al Quseir de hoy por parte del Ejército sirio, apoyado por milicianos de Hizbulá, fue considerado como una de las victorias más significativas contra los insurgentes desde el inicio del conflicto civil en Siria en marzo de 2011.

Pero, en un comunicado, la Casa Blanca dijo hoy que ese asalto por parte del Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, dejó “un sinnúmero” de civiles muertos y “está causando un tremendo sufrimiento humanitario”.

El Gobierno y las otras partes del conflicto “tienen la obligación, bajo las leyes internacionales sobre los derechos humanos y las leyes humanitarias, de permitir de inmediato que organizaciones humanitarias neutrales, imparciales”, incluyendo la ONU, “tengan acceso seguro para evacuar a los heridos y dar suministros y tratamientos médicos que salven vidas”, dijo la nota.

Según la Casa Blanca, está claro que como el régimen sirio no pudo por cuenta propia retomar el control de Al Quseir, se apoya en Hizbulá e Irán para lograr esa meta.

“La implicación de Hizbulá en Siria y el ataque transfronterizo del régimen sirio en Arsal representan una evidente violación de la soberanía del Líbano y una amenaza deliberada a la estabilidad libanesa”, enfatizó el comunicado.

Por otra parte, elogió las recientes declaraciones de líderes libanesas de mantener una postura neutral en el conflicto sirio y sugirió que Hizbulá e Irán deben retirar “de inmediato” a sus militantes de Siria.

“Urgimos a todas las partes que eviten acciones que puedan exacerbar el ya devastador daño de esta crisis entre los civiles e incrementar el riesgo de que se propague la violencia” en la zona, continuó.

Asimismo, reiteró que el Gobierno de EE.UU. apoya firmemente al pueblo sirio “en su lucha por la libertad y la dignidad” y que continuará apoyando a la oposición política y militar de corte moderado para que pueda avanzar hacia una transición política.

La negativa de Al Asad de abandonar el poder “sólo está prolongando el sufrimiento del pueblo sirio y postergando lo inevitable”, que es el fin del régimen y el comienzo de una nueva democracia libre de él, advirtió la Casa Blanca.

Según explicó en rueda de prensa hoy la portavoz del Departamento de Estado, Jan Psaki, el Gobierno de Estados Unidos se ha comprometido a dar 250 millones de dólares en ayuda no letal a los rebeldes sirios, de los cuales ya se han desembolsado 127 millones.

Psaki afirmó que el Gobierno de EE.UU. aumentará esa ayuda conforme se determinen las necesidades sobre el terreno. EFE