Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Familia de Payá se exilia en Miami

MIAMI (AP) — La esposa del difunto disidente cubano Oswaldo Payá, sus dos hijos y otros familiares están en Miami como “refugiados políticos”, dijeron el lunes miembros del Movimiento Cristiano de Liberación.


Publicidad

“Están en Miami desde el 6 de junio”, manifestó Regis Iglesias, portavoz del Movimiento Cristiano de Payá.

“La decisión es regresar en el momento en que sea propicio a Cuba, en un plazo de dos años… tienen visa de refugiados”, expresó el Iglesias en comunicación telefónica con The Associated Press desde Madrid. Aclaró, sin embargo, que por ahora “no saben por cuánto (tiempo) se quedan”.

Ofelia Acevedo y sus hijos Rosa María y Reinaldo Payá llegaron el jueves pasado en avión desde La Habana. Junto con ellos viajaron la madre y una hermana de la viuda de Payá; y antes habían arribado una tía y una hermana del disidente muerto, dijo Iglesias sin identificarlos por su nombre.

El viaje tuvo lugar poco después de que Rosa María Payá regresó a Cuba tras una gira por Europa y Estados Unidos.

En Miami vive la comunidad de exiliados cubanos más numerosa del mundo y una buena parte de ella ha logrado posiciones de liderazgo tanto en el ámbito empresario como gubernamental en el sur de la Florida.

Payá fundó el MCL en 1987 para oponerse al régimen cubano unipartidista. Con su Proyecto Varela consiguió 25.000 firmas para pedir al gobierno que garantizara la libertad de prensa y de reunión y que abriera camino a una democracia multipartidista.

El activista falleció en julio del 2012, en un controvertido accidente automovilístico. El gobierno cubano dijo que el conductor perdió el control del vehículo y chocó contra un árbol; pero la familia de Payá considera que se trató de un atentado contra la vida del activista y ha reclamado una investigación internacional.

En los últimos meses, varios miembros de la disidencia interna cubana han viajado al extranjero a raíz de una reforma migratoria que permite a todos los cubanos salir sin tener que pedir permiso, como en la vieja época. Además de Rosa María Payá, también viajó a Miami la bloguera cubana Yoani Sánchez.

De acuerdo con el diario El Nuevo Herald, varios disidentes que regresaron a Cuba tras sus viajes al exterior denunciaron haber sido víctimas de hostigamientos.

Al igual que todos los cubanos, los Payá, tienen derecho por ley a quedarse en el extranjero dos años sin perder sus beneficios sociales en la isla. Y al parecer esto es a lo que por ahora apuntarían Acevedo y sus hijos.

Varios miembros del movimiento opositor de Payá entrevistados por la AP telefónicamente dijeron que Acevedo y sus dos hijos recibían amenazas de muerte y presiones en la isla.

“Ofelia vino muy agotada, con mucho dolor. Nunca pensaron en exiliarse, pero el acoso (en Cuba) es constante”, manifestó Osmel Rodríguez, miembro del Consejo Coordinador del Movimento Cristiano.

El activista, quien aseguró que desde que llegó ha visto a Acevedo a diario y mantiene con ella una comunicación constante, dijo que los Payá están alojados en una casa de familiares en un vecindario del suroeste de Miami. Indicó que se tomarán unos días para hacer trámites y reencontrarse con amigos y familiares y luego explicarán a la prensa los entretelones de su viaje a Miami.

El viaje de la familia Payá era conocido por sus correligionarios en Cuba, pero al parecer no su decisión de quedarse exiliados en La Florida.

“Hasta donde yo sé salieron de manera temporal”, dijo en una entrevista telefónica a la AP, Eduardo Cardet miembro del MCL en la isla. “De quedarse (en Estados Unidos) no sé nada”, agregó.

Paralelamente, Adolis Aroche indicó que incluso si la familia Payá se queda “temporalmente” en Estados Unidos, el movimiento continuará con su acción opositora.

“La familia Payá siempre ha sido una guía”, manifestó Aroche. “El MCL sigue hacia adelante”.

En un comunicado de prensa en el que anuncia la llegada de los Payá a Miami, el Movimiento dijo que seguirá trabajando desde adentro y fuera de la isla en busca de la democracia y para que se concrete una investigación internacional independiente que esclarezca públicamente las muertes de Payá y Harold Cepero.