Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hezbolá rechaza el sectarismo y defiende su lucha contra EEUU e Israel

Beirut, 19 jun (EFE).- El número dos del grupo chií libanés Hizbulá, Naim Kasem, insistió hoy en que su lucha no es sectaria, sino que busca hacer frente a Estados Unidos e Israel, en medio de las críticas por su implicación en Siria a favor del régimen de Bachar al Asad.


Publicidad

En un comunicado de la oficina de prensa del grupo, el jeque apuntó que Hizbulá no combate “por motivos sectarios ni contra un proyecto suní”, confesión musulmana a la que pertenecen buena parte de los opositores al presidente sirio Al Asad, que es de la secta alauí (chií).

En cambio, Kasem aseguró que “está luchando en Siria para defender la resistencia (contra EEUU e Israel)” y rechazó la retirada de sus combatientes del país vecino, como han pedido distintos países.

También solicitó a los estados árabes que cierren las embajadas de Israel en sus respectivos territorios y que proporcionen armas a Hizbulá.

El régimen de Al Asad logró tomar el control el pasado 5 de junio de la estratégica localidad de Al Quseir, en la frontera con el Líbano, con el apoyo de milicianos de Hizbulá, lo que supuso un importante avance de sus tropas frente a los rebeldes que intentan derrocar su régimen.

En el Líbano, la situación de seguridad también se ha deteriorado con choques entre partidarios y detractores de Al Asad en varias zonas.

Ayer, una persona murió y varias resultaron heridas en choques entre seguidores de Hizbulá y del jeque salafista Ahmed al Asir en la ciudad de Sidón, en el sur del Líbano.

En una rueda de prensa, Al Asir amenazó hoy con volver a emplear la fuerza si los leales al grupo chií no abandonan antes del próximo lunes los apartamentos situados en las inmediaciones de la mezquita en la que él predica. EFE